LAS VEGAS, 20 de mayo.- Manny Pacquiao volverá al cuadrilátero en noviembre, probablemente en Macao, y ha firmado un contrato con el promotor Bob Arum por dos años, quizás hasta el final de su carrera boxística.

Arum dijo el martes que el mexicano Juan Manuel Márquez es la primera opción para el próximo combate del astro filipino. Pero el promotor contempla también a otros púgiles, incluido Amir Khan.

Mucho dependerá de si el promotor Óscar de la Hoya sale victorioso de una disputa dentro de su empresa Golden Boy Promotions con el director general Richard Schaefer.

Si Óscar toma el control de la compañía, como ha dicho, estamos abiertos también a ellos. El otro tipo (Schaefer) dice que no hará tratos conmigo, así que ya veremos lo que dice Óscar".

Márquez se colocó como el principal candidato para enfrentar por quinta vez a Pacquiao luego de imponerse el sábado a Mike Alvarado por decisión, tras un combate encarnizado. El mexicano, quien noqueó a Pacquiao la última vez que lo enfrentó, tiene una foja de 1-2-1 contra el filipino.

En su última contienda, el 12 de abril, Pacquiao se impuso a Timothy Bradley. Fue una revancha luego del polémico triunfo de Bradley en su primer combate.

Pacquiao comenzó su regreso, tras la derrota ante Márquez, en noviembre pasado, cuando venció a Brandon Ríos en Macao, el enclave chino famoso por sus centros de apuestas.

Esta noche estamos hablando de Macao. Ésa es nuestra primera opción", dijo Arum. "Pero hay otras. Veremos qué nos ofrece Las Vegas y si surge alguna oferta del Medio Oriente. Pero probablemente elegiremos Macao".

Arum, quien ha sido el promotor de Pacquiao desde 2005, dijo que la vigencia del nuevo contrato por dos años comenzará después de la próxima pelea de Pacquiao, y quizás abarcará hasta el final de su carrera, en 2016. Normalmente, Pacquiao pelea dos veces al año, lo que significa que subiría al ring en cinco ocasiones más.

Manny es un tipo extraordinariamente leal y ha tenido una gran carrera con nosotros. Teníamos que resolver los distintos términos del contrato, esas cosas, pero lo hemos hecho".

El también legislador filipino tiene 35 años, una edad en que la mayoría de los púgiles comienza a perder velocidad. Tendrá 38 cuando expire el nuevo contrato con la empresa Top Rank Promotions de Arum. Ha peleado de manera profesional desde que tenía 16 años, ostenta actualmente una foja de 56-5-2 y ha triunfado en sus últimos dos compromisos.

Sin embargo, la pelea que los aficionados al boxeo han esperado durante años no se ha podido pactar. El nuevo contrato significaría que ese combate no llegará jamás.

Floyd Mayweather Jr dice que no enfrentará a Pacquiao mientras Arum siga siendo su promotor. Es la condición más reciente impuesta por el estadounidense para una posible pelea.

Pero Arum dijo que el combate podría realizarse en 2016, cuando expira el convenio de Mayweather con Showtime, o el año próximo, si Showtime y su cadena rival HBO llegan a un acuerdo para difundir juntas el combate.

"HBO está dispuesta a hacer eso", dijo Arum. "Y uno nunca sabe. Cualquier cosa puede pasar en 2016".

cmb