WASHINGTON, 20 de mayo.- Un grupo de jugadores retirados de la NFL sostiene en una demanda que la liga les suministró ilegalmente peligrosos analgésicos que adormecían sus lesiones y llevaron a complicaciones médicas.

El abogado Steven Silverman dijo que su firma presentó la demanda el martes en una corte federal en San Francisco.

La demanda apunta a lo que califica como una cultura de abuso de drogas en la liga, y dice que se utilizan para acelerar el regreso de los jugadores al campo y maximizar las ganancias.

Los ocho demandantes nombrados incluyen al defensive end Richard Dent, parte del Salón de la Fama, y al quarterback Jim McMahon, de los Osos de Chicago campeones del Super Bowl en 1985.

Los jugadores sostienen que no les informaron acerca de huesos rotos y en lugar de eso les dieron píldoras e inyecciones para ocultar el dolor.

Los abogados están buscando estatus de demanda colectiva y dicen que más de 400 demandantes han firmado.

ald