INDIANÁPOLIS, 19 de mayo.- Los Pacers de Indiana no quieren repetir la historia del año pasado ante el Heat de Miami y ayer protegieron la ventaja de locales, por la que lucharon toda la temporada, al triunfar por 107-96 para ponerse arriba 1-0 en la serie final por la Conferencia Este.

Tras perder todos sus juegos iniciales en la actual postemporada, Indiana finalmente encontró cómo empezar la serie con el pie derecho: Paul George lideró con 24 puntos; los cinco titulares de Indiana y el suplente C.J. Wilson anotaron cifras de dos dígitos y los Pacers produjeron su mayor total de puntos en lo que va de los playoffs.

David West y Roy Hibbert añadieron cada uno 19 unidades, mientras que Lance Stephenson   marcó 17 y George Hill 15. 

Dwyane Wade anotó 27 puntos y LeBron James totalizó 25 por el Heat, bicampeón defensor de la NBA, que cayó apenas por segunda vez en 10 partidos en estos playoffs.

Indiana tomó la ventaja desde el comienzo por 5-0, sin darle oportunidad al Heat que nunca pudo empatar siquiera. Con un doble de Chris Andersen cuatro minutos después de iniciado el segundo periodo, Miami se acercó 41-37, pero rápidamente los Pacers volvieron a despegarse.

51 por ciento de efectividad tuvo Indiana en el juego inicial de la serie

En el tercer periodo, los locales llegaron a irse arriba por 19 tantos y Miami nunca pudo aproximarse a más de nueve.

Los Pacers tuvieron un porcentaje de tiro de 51%, teniendo una marca de 29-10 desde la línea de tiros libres. Además consiguieron 30 puntos en el primer periodo, algo que no lograban desde el 27 de febrero.

Indiana atacó los tableros: aprovechó la mayor estatura de sus jugadores. Embocó triples con regularidad en los albores del partido. En general, también defendió lo suficientemente bien para que el Heat se viera presionado en todo momento.

Los seguidores de los Pacers, que llegaron a abuchearlos ocasionalmente durante las primeras dos rondas de los playoffs, permanecieron de pie en buena parte de la primera mitad. 

Cerca del final, el público se encendió por la ventaja que tenía su equipo y coreaba: “Venzan al Heat”.

Jugamos con gran energía. Creo que eso es lo que nos había faltado en estos playoffs. Traíamos agresividad, agudeza mental” , aseguró George.

En los cuatro duelos de temporada regular, Miami e Indiana se repartieron las victorias 2-2,  ganando siempre el equipo local. Hace un año, el Heat se llevó el primer juego de la serie 103-102 en tiempo extra y aunque los Pacers se llevaron el segundo, el  equipo de la Florida siempre tuvo la ventaja del primer encuentro, lo que le llevó a las Finales de la NBA ante los Spurs.

El segundo duelo está previsto para este martes en Indiana.