GUANAJUATO, 15 de mayo.- Laura Sánchez ha vuelto a priorizar el deporte y espera un nuevo ciclo que termine con éxito en los juegos olímpicos de Río 2016, a donde aspira a pelear por un nuevo podio tras el bronce obtenido en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Tras esa medalla olímpica, Sánchez había decidido que su prioridad eran los aspectos personales; pero los planes no salieron como esperaba y se ha vuelto a enfocar en la alta competición, incluido el Grand Prix de esta semana en Guanajuato.

Es una motivación extra porque se compite en la alberca donde entreno diario, vienen equipos muy fuertes como Australia y eso ayuda a una mejor preparación rumbo a la Copa del Mundo de julio”, afirmó.

Sánchez comenzó la temporada con dos medallas en la Serie Mundial en clavados sincronizados con Arantxa Chávez, y en la prueba individual poco a poco adquiere una mejor forma física.

Éramos una pareja fuerte con Arantxa, pero tuvo el accidente (cayó de una motocicleta) y se perdió todo, en individual empezó tarde porque hizo todo lo posible para embarazarse; como no se dio vamos a empezando poco a poco”, dijo Francisco Rueda, entrenador de Laura.

El objetivo central de este año es la Copa del Mundo de Beijing, donde Laura sólo estará en la prueba individual.

Lo que necesito ahora es ritmo de competencia, mejorar los puntajes e ir avanzando poco a poco. El Grand Prix ayudará a eso”, confió Sanchez.

En Guanajuato competirán 80 clavadistas de 11 países, y los mexicanos son los favoritos porque presentan a su equipo estelar con medallistas olímpicos y mundiales.

Entre los rivales más fuertes está la australiana Melissa Wu, finalista olímpica entrenada por el mexicano Salvador Sobrino, y la selección china, que trae equipo completo.

Cabe mencionar que en el trampolín las competidoras chinas tratarán de extender el reinado mostrado en las tres etapas anteriores del circuito en las que se impusieron con tres clavadistas distintas: Lin Qu, en Rostock (Alemania); Ying Wei, en Gatinau (Canadá), y Chuntin Wu, en San Juan (Puerto Rico)

Hoy comienza la actividad con las pruebas preliminares y semifinales de trampolín femenil, con las mexicanas Laura Sánchez, Carolina Mendoza, Paola Pineda y Dolores Hernández. También se compite la prueba varonil de plataforma, con los mexicanos Diego Balleza y Jonatan Ruvalcaba.

En esta prueba el chino Jian Yanh ha ganado en las tres últimas jornada del Grand Prix, luego de que su compatriota Aisen Chen ganara la primera parada.

En lo que va del certamen, China ha dominado con comodidad con 27 medallas de oro de 32 posibles, las otras las han logrado Australia con tres; México, con una y Canadá, con una.

- Con información de EFE

 

El reto de los 600

El entrenador Iván Bautista dejó claro el panorama a German Sánchez e Iván García: deben tener tres clavados perfectos (más de 100 puntos) para aspirar a ganar la prueba individual.

En las últimas series mundiales un chino superó los 600 puntos, eso significa tres clavados con más de 100 puntos. Iván y Germán tienen dos así y estamos mejorando los demás”, dijo Bautista, tras la presentación del Grand Prix de este fin de semana.

Esa perfección no podrá llegar este año porque las lesiones han bloqueado el plan de trabajo.

Iván tiene molestias en la mano, Germán en el hombro. Además, esta es una etapa de entrenamientos y ahora debemos combinar con los sincronizados”, dijo Bautista.

Por lo pronto, Sánchez y García sólo competirán este fin de semana en la prueba sincronizada de plataforma.