SAO PAULO, 14 de mayo.- Brasil espera un total de 3,7 millones de turistas en el país durante la Copa del Mundo, incluyendo casi dos millones que viajarán para ver los partidos en estadios y zonas al aire libre.

El gobierno dijo que los visitantes aportarán unos 3.000 millones de dólares a la economía del país durante el torneo, que comienza el 12 de junio y termina el 13 de julio.

La cifra de turistas extranjeros podría alcanzar los 600.000, y cerca de la mitad viajarán para los partidos y fanfests.

600 mil será la cifra de turistas extranjeros que visiten el país sede.

Se espera que los extranjeros gasten más que los turistas brasileños, con un gasto promedio de 2.500 dólares en sus vistas al país.

El gobierno admite que quiere utilizar el Mundial para convencer a los visitantes de otros países a que regresen a Brasil después del campeonato.

Estos turistas que vienen a los partidos gastarán más dinero. Es un público con más capacidad (de gastar) y queremos conquistarlos durante el Mundial", dijo el ministro de Turismo, Vinicius Lages

El gobierno destacó que para la Copa Confederaciones del año pasado, el 70% de los turistas que viajaron a Brasil dijeron que les gustaría regresar al país.

Río de Janeiro recibirá unos 90.000 visitantes internacionales, la mayor cantidad entre las 12 ciudades sedes. La capital Brasilia y la ciudad nororiental de Fortaleza le siguen en la lista, con 79.000 y 65.000, respectivamente. Curitiba, en el sur, tendrá unos 26.000 visitantes extranjeros, la menor cifra, según cálculos del gobierno.

Esta es la primera vez que el gobierno dice que espera 300.000 extranjeros específicamente para ver partidos y acudir a los fanfests, que son eventos al aire libre en los que se pueden ver los partidos libre de costo en pantallas gigantes. Hasta ahora, el gobierno sólo había dijo que esperaba 600.000 visitantes internacionales para el Mundial.

El Ministerio de Turismo indicó que el nuevo cálculo de extranjeros se basa en la venta de boletos, con un promedio de cuatro partidos por cada visitante.

El gobierno brasileño dijo que espera un total de 7 millones de turistas internacionales este año, un aumento de más de un millón comparado con los 5,9 millones de 2013.

cmb