CIUDAD DE MÉXICO, 14 de mayo.- La falla de marcar un fuera de lugar inexistente le costó caro a la árbitro Fernanda Colombo, ya que recibió una suspensión provisional y, además, tendrá que ir a un curso de capacitación.

La Confederación Brasileña de Futbol (CBF) decidió suspender provisionalmente a la jueza de línea y determinó que la rubia de 23 años tendrá que realizar un curso de capacitación de dos semanas antes de volver a laborar en los partidos de Primera División del Campeonato Brasileño.

La decisión se produjo después de que un dirigente del Cruzeiro cuestionara su capacidad como árbitro y le recomendara posar para la revista Playboy.

Colombo señaló un fuera de lugar en el minuto 41 del segundo tiempo que impidió a Alison continuar una jugada en la que Cruzeiro intentaba empatar al Atlético Mineiro, partido que terminó perdiendo por 2-1.

El error fue reconocido por una comisión de árbitros de la CBF que analizó la jugada.

 

La determinación levanta polémica

El vicepresidente de la Comisión de Arbitraje de la CBF dijo que estas decisiones son comunes, independiente de sexo de los árbitros.

Pero quien salió a la defensa de Colombo fue el presidente de la Comisión de Arbitraje de la Federación Catarinense de Futbol, Luiz Claudio Espindola Goncalves, superior inmediato de la juez de línea.

Fernanda está pagando por ser bonita. Si fuese fea, nadie hablaría de ella de esa forma ni mezclaría errores que puede cometer un árbitro con su belleza", afirmó Gonçalves.

La ex jueza de línea, Ana Paula Oliveira, que igualmente llamó la atención por su belleza y que tuvo problemas en su carrera por haber posado desnuda para una revista masculina, también salió en defensa de su colega.

"Ella se convirtió en la María Magdalena. Si fuese hombre no habría ocurrido nada de eso", afirmó Oliveira, ex auxiliar de línea de la FIFA entre 2004 y 2008 y que el lunes fue nombrada como directora de la Escuela Nacional de Arbitraje de Futbol.

ald