CIUDAD DE MÉXICO, 12 de mayo.- El Rally de Argentina aún será una cuenta pendiente para el piloto francés Sébastien Ogier, integrante del equipo Volkswagen. Su compañero dentro de la casa alemana, el finlandés Jari-Matti Latvala, se impuso en esta competencia, quinta fecha del calendario del Campeonato Mundial de Rallies, y con ello alzó de nueva cuenta la mano para ser considerado un contendiente por el título.

El originario de Töysä tomó el liderato desde la jornada del viernes, pero sentenció su victoria con sus tres triunfos de especiales del sábado, mientras que ayer, únicamente administró su superioridad e hizo un poco de juego mental contra Ogier, actual campeón del orbe, y quien finalizó segundo.

El año pasado conseguí el podio en esta competencia, pero no podía soñar con ganar aquí. Choqué en el Rally de Portugal y mi confianza se vino un poco abajo. Si Ogier hubiera ganado, mis oportunidades para el campeonato pudieron haberse terminado”, expresó el escandinavo.

Latvala otorgó así a Volkswagen su noveno triunfo consecutivo, una marca histórica en la serie.

Ogier consiguió el mejor tiempo en la Power Stage (El Cóndor 16.32 kilómetros) para llevarse los tres puntos adicionales en el campeonato.

El británico Kris Meeke regresó al podio en una competencia donde no se esperaba que brillara dado que nunca había corrido en los sinuosos caminos de Argentina. El irlandés logró la tercera posición, aunque su desventaja de 5:54.7 minutos contra Latvala pone en evidencia la diferencia tecnológica del DS3 WRC contra el Polo R WRC.

El finlandés Mikko Hirvonen (M-Sport Ford) fue el protagonista del último día de competencia al imponerse en tres tramos cronometrados y con ello rescatar el noveno sitio. El exintegrante de Citroën quedó fuera de contienda en la jornada del viernes, cuando impactó contra un árbol.

El expiloto de Fórmula 1, Robert Kubica, consiguió sus primeros puntos dentro de la categoría mayor del rallismo al obtener la sexta plaza en un rally en el que nunca había competido.

“No hay nada mágico en el deporte, y la experiencia es fundamental. Es mejor terminar sexto que no concluir ”, indicó Kubica.

La próxima cita del Campeonato Mundial de Rallies será del 5 al 8 de junio, en Italia.

Loeb da muestra de su calidad

Muchas dudas existían sobre el francés Sébastien Loeb y su traspaso de los rallies a los circuitos, pero tras cuatro fechas del Campeonato Mundial de Autos Turismo (WTCC), parece que el nueve veces monarca del WRC tomó la decisión correcta.

Loeb consiguió la victoria en la carrera uno en Eslovaquia, para mantenerse en el segundo sitio del campeonato, en una competencia marcada por la poca visibilidad a consecuencia de la fuerte lluvia, misma que obligó a la cancelación de la segunda prueba.

El nueve veces monarca del mundo del rallismo rebasó en el arranque a su compañero dentro de la casa Citroën, el argentino José María López, quien al final concluyó segundo.

“López demostró ser muy fuerte desde el inicio del fin de semana, así que pensé, sería difícil poder vencerlo. Tuve una buena arrancada y en la primera curva ya era el líder, eso me permitió tener una mejor visibilidad y controlar la prueba”, expuso Loeb luego de que finalizó la jornada de competencias en Eslovaquia.

 La tercera posición fue para el húngaro Norbert Michelisz, quien compite con un Honda Civic, y quien cruzó la meta a 2.4 segundos de diferencia respecto al vencedor. 

Por su parte, Tom Coronel se mostró completamente recuperado tras el fuerte incidente que sufrió en la primera competencia del año, disputada en Marruecos. El sueco resultó cuarto, mientras Tom Chilton fue quinto.  El multicampeón francés Yvan Muller fue décimo.

José María López lidera el campeonato con 138 puntos contra 113 de Sébastien Loeb y Muller es tercero con 109.