MADRID, 11 de mayo.- Rafael Nadal logró adjudicarse el domingo su cuarto del título del Abierto de Madrid, aunque esta vez se vio beneficiado por los problemas físicos de su rival Kei Nishikori, quien tuvo que abandonar la final cuando perdía 2-6, 6-4, 3-0.

La potencia de las devoluciones del japonés Nishikori aturdieron al número uno del mundo durante el primer set. Paulatinamente, Nadal logró meterse en el partido y con dos quiebres de servicio en el segundo set pudo nivelar el trámite.

Una molestia en la espalda afectó a Nishikori durante el tercer set y debió abandonar.

Nadal celebró un título tras caer eliminado en cuartos de final en sus dos últimos torneos en superficie de arcilla, en Montecarlo y Barcelona.

A primera hora, Maria Sharapova fue de menos a más para vencer 1-6, 6-2, 6-3 a Simona Halep para alzarse por primera vez con el título en la Caja Mágica.

Sharapova, quien sucumbió ante Serena Williams en la final del año pasado, tuvo un espantoso primer set, en el que sólo una vez pudo ganar un game con su saque.

Pero el saque de la rumana Halep declinó en la segunda manga, y Sharapova entró en ritmo. La novena preclasificada del torneo en superficie de arcilla aprovechó las dos oportunidades de quiebre que dispuso en el set para nivelar el partido.

Sharapova se encaminó a la victoria con un quiebre de servicio temprano en el set decisivo. La rusa se adjudicó su segundo título seguido, luego de haberse coronado en Stuttgart.

Desde el Abierto de Francia 2011, Williams es la única tenista que ha vencido a Sharapova en polvo de ladrillo.

cmb