CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo.- Volkswagen apunta a su quinta victoria de la temporada en el mismo número de Rallies, y Jari-Matti Latvala buscará recortar la distancia en la pelea por el campeonato y conseguir su segundo triunfo de la temporada si hoy mantiene su ventaja en el Rally de Argentina.

El finlandés tiene una delantera de 31.2 segundos sobre el segundo lugar, su coequipero y líder del Mundial de Rallies (WRC), Sébastien Ogier, misma que hoy buscará mantener en los cuatro tramos cronometrados finales.

Latvala ha demostrado que el trabajo sicológico al que se ha sometido para este año está dando resultados y se ha mostrado muy fuerte en los tres días que van de competencia, manteniendo a raya a su veloz coequipero, consiguiendo tres victorias en las cinco especiales que se disputaron en las terracerías de Córdoba.

Hoy (ayer) fue definitivamente uno de mis mejores días en el Mundial de Rallies, a pesar de haber hecho girar el vehículo en el camino. Todos estos acontecimientos muestran cómo todos estamos luchando por el primer lugar.

Tengo que agradecer a mi navegante Miikka Antila por sus excelentes notas. Navegó  brillantemente a través de la niebla, en la novena etapa. Y el equipo también nos proporcionó el Polo perfecto. Hay días en que todo simplemente funciona como un reloj y hay que aprovechar al máximo esas oportunidades”, afirmó Latvala, ganador en el Rally de Suecia, en febrero.

A pesar de la posible victoria de Jari-Matti, Ogier sólo perdería cinco puntos de ventaja, pues actualmente tiene 29 unidades sobre el finlandés, que se convertirían en 24.

“Tengo que decir que Jari-Matti hizo un muy buen trabajo, sobre todo en el segundo tramo de hoy (ayer), donde fue muy rápido. Para nosotros no ha sido una mañana mala, pero sí fuimos un poco lentos.

“Por ahora el segundo puesto no es malo para nosotros. Si el rally termina así no será un drama, sería otro buen resultado. Eso no quiere decir que me vaya a rendir, porque queda mucho por recorrer y pueden pasar cosas. Pero si Jari-Matti sigue así, será difícil atraparlo”, afirmó el campeón del mundo.

Ogier aseguró que las condiciones del camino no son las idóneas para su manejo, pues se corren muchos riesgos con la gran cantidad de lodo y baches que tienen las pistas argentinas.

El último día de competencia enfrentará a los pilotos a 76 kilómetros de ruta.