INDIANÁPOLIS, 10 de mayo.- La primera edición del Gran Premio de Indianápolis tuvo un comienzo poco auspicioso el sábado, cuando el bólido del colombiano Sebastián Saavedra, quien había conseguido la "pole", se quedó detenido y provocó una colisión que dejó herido al alcalde de la ciudad.

El auto de Saavedra simplemente no encendió cuando se dio la señal de largada en el Indianápolis Motor Speedway. Ryan Hunter-Reay hizo una maniobra violenta para eludir el auto detenido, pero el colombiano Carlos Muñoz embistió el bólido de su compatriota, el cual fue golpeado también por el ruso Mikhail Aleshin.

Simplemente seguimos el protocolo al comienzo", dijo Saavedra. "En cuanto solté el embrague, el motor fue de 11 mil revoluciones por minuto a cero. Eso no debió ocurrir, desafortunadamente".

La colisión inicial que involucró a Muñoz no pareció tan grave, pero el impacto de Aleshin arrojó fragmentos de los autos por toda la pista. Muchos espectadores y trabajadores del circuito se arrojaron al suelo para no ser alcanzados.

El alcalde de Indianápolis, Greg Ballard, quien dio la indicación de la largada, agitaba la bandera verde cuando fue alcanzado por restos de los autos, cerca del codo y del pecho, dijo el portavoz Marc Lotter.

Ballard fue atendido en el mismo autódromo, pero ninguna de sus heridas requirió puntos de sutura. Después de recibir la atención, abandonó la pista para mirar la carrera desde casa, dijo Lotter.

En cuanto su bólido de KV Racing se detuvo, Saavedra levantó los brazos, para alertar a los autos que venían detrás sobre el riesgo de colisión. Tras el accidente, Saavedra estaba visiblemente consternado, mientras hablaba con su equipo de mecánicos en los fosos.

Fue un vuelco desafortunado para el colombiano, quien había obtenido una "pole" por primera vez en la IndyCar.

"¡Caray! Teníamos la oportunidad de estar al frente en este lugar increíble... no pudimos hacer nada por un problema escalofriante", dijo Saavedra.

Muñoz relató que simplemente le fue imposible eludir a su compatriota.

Yo había metido ya la quinta velocidad", dijo. "Estaba ya muy cerca del auto, sólo lo vi avanzar a la derecha. Yo debí haber ido a la izquierda pero no pude hacerlo tan rápido".

El triunfo en la competición fue para Simon Pagenaud, quien aprovechó al máximo el combustible. El francés se apuntó su tercera victoria de por vida en la IndyCar.

Hunter-Reay fue segundo, seguido por el brasileño Helio Castroneves, Sebastien Bourdais y Charlie Kimball.

El colombiano Carlos Huertas llegó en el puesto 13, y su compatriota Juan Pablo Montoya fue 16.

ald