CIUDAD DE MÉXICO.- El técnico español de Bayern Múnich, Pep Guardiola, fue el centro de las miradas al dejar caer el trofeo de Campeón de la Bundesliga, en los festejos celebrados en el Alianza Arena posterior al triunfo de los Bávaros 1-0 sobre el Stuttgart.

El timonel ibérico es bañado por su equipo por llevarlos al título, siendo aparentemente la principal razón para que la copa resbalara de sus manos cuando posaba para las cámaras.

Un suceso parecido sucedió en 2011, cuando el también español Sergio Ramos dejó caer desde la Copa del Rey desde el techo del autobús donde festejaba el título junto a sus compañeros del Real Madrid.

Guardiola consiguió el título de Liga en su primera temporada al frente del cuadro de Múnich.

fdr