CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo.- Constancia ganadora es el reto de Luis Rivera en la temporada al aire libre de 2014. Tras no lograr podio en el Mundial bajo techo se ha puesto como metas ganar la Liga Diamante y el oro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

La Liga Diamante comienza hoy en Doha, donde los rivales más fuertes serán el sudafricano Zarck Visser (ya saltó 8.31 metros este año al aire libre) y el griego Loúis Tsátoumas (8.32 bajo techo). Rivera saltó 8.01 metros en la ronda eliminatoria del Mundial bajo techo.

“Los primeros tres lugares reciben puntos en cada competencia, y nosotros queremos ser el super líder de la Liga Diamante”, afirmó Rivera, de 26 años.

El sonorense y su equipo saben que el prestigio ganado en 2013 (oro en Universiada Mundial y bronce en Mundial) deben cuidarlo y la única manera de hacerlo es con más triunfos.

“El objetivo es habituarnos a estar en ese ambiente, que no sea algo nuevo competir con quienes están en el primer palno mundial”, dijo Francisco Olivares, entrenador de Rivera. “El objetivo es ganar, a eso vamos”, añadió.

“La idea es competir en toda la Liga Diamante, vamos a ver si nos aceptan”, comentó Rivera, quien saltó 8.46 metros en 2013 y esta temporada busca 10 centímetros más.

Ganar y estar en los primeros planos es una necesidad pensando en el futuro, para ser considerado un estelar de la prueba de salto de longitud en el ámbito mundial.

“Luis Rivera ya es conocido a nivel internacional como el canguro mexicano que empieza a abrir camino, el público empieza a pedirlo. Hoy la gente ya compra boletos para ir a verlo”, considera su entrenador.

“La mercadotecnia de la Liga Diamante vende boletos para dar espectáculo, es muy distinta la mercadotecnia a un evento estudiantil. Es un atletismo profesional”, destaca.

El optimismo es amplio en el grupo de trabajo de Rivera, a pesar de que en el inicio de la temporada el británico Greg Rutherford ya saltó 8.51 metros en una competencia en San Diego.

“Viene un año muy bueno en cuanto a nivel competitivo, Rutherford ya abrió el año con una muy buena marca de 8.51 metros, esperamos encontrárnoslo en el camino”, dice Olivares.

La Liga Diamante de este año tiene 14 etapas entre el 9 de mayo y el 5 de septiembre, aunque cada sede define las pruebas que alberga y no habrá salto de longitud en más de diez citas.

Rivera quiere estar en la mayoría para terminar como ganador, y en su equipo ya tienen un plan de entrenamiento para evitar el desgaste y que puede ganar el oro en unos desfasados Juegos Centroamericanos y del Caribe que se realizarán en novimebre en Veracruz.

“Cuando termine la Liga Diamante la idea es volver a empezar un ciclo de entrenamiento, hacer los ajustes para ganar la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe”, promete Olivares.