CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo.- El Draft 2014 de la NFL tuvo dos episodios: el del ala defensivo Jadeveon Clowney, quien fue elegido en la primera selección global, y el drama del quarterback Johnny Manziel, quien salió en la posición 22, luego de ser un prospecto para irse en el Top 10.

Clowney fue seleccionado por  Texanos, un equipo que terminó con marca de 2-14 y que necesitaba con urgencia un buen quarterback, pero no podía dejar pasar al poderoso defensivo egresado de la Universidad de Carolina del Sur, y de quien ya se sabía que estaba entre los mejores prospectos del Draft.

Clowney es el primer defensivo elegido como la primera selección global desde que Houston mismo eligió a Mario Williams en 2006.

Le he demostrado a mucha gente que estaba equivocada durante toda mi vida”, dijo Clowney. “Crecí de una manera dura. Siempre dije que iba a hacer algo sensacional. Espero que ahora sea parte del Salón de la Fama algún día.”

Por detrás de Clowney, Carneros de San Luis eligió al liniero ofensivo Greg Robinson, mientras que una de las grandes sorpresas fue la elección de  Jaguares.

El equipo de Jacksonville tomó al quarterback Blake Portles, algo inesperado en el guión original y que comenzó a cambiar las facciones de Manziel en una pequeña esquina tras bambalinas en el Radio City Music Hall, de Nueva York.

Receptores, esquineros, linebackers, safeties, tacles, jugadores de todas las posiciones seguían saliendo mientras Johnny Football no ocultaba su desesperación y tristeza.

Pero llegó su momento cuando en la selección 22, Cafés cambió de última hora con Águilas de Filadelfia.

Cleveland eligió como octava selección al esquinero Justin Gilbert, y dos horas después, Manziel pudo respirar tranquilo.

-Con información de AP