RÍO DE JANEIRO, 8 de mayo.- Los propietarios del estadio Maracaná de Río de Janeiro, que será escenario de la final del Mundial de 2014, pusieron hoy en marcha una planta eléctrica de generación solar que ayudará a iluminar el mayor templo del futbol brasileño.

La fuente de energía renovable, con capacidad para generar hasta 500 megavatios por hora al año, está compuesta por mil 552 módulos fotovoltaicos distribuidos en un área de dos mil 380 metros cuadrados sobre el anillo que soporta la cobertura de lona tensada del estadio.

240 casas podrían ser iluminadas anualmente

El sistema de última generación para captar energía solar fue montado en una estructura metálica de 183 toneladas de peso.

El generador es capaz de atender el consumo anual de 240 residencias y ayudará a iluminar el Maracaná durante los partidos y los grandes eventos que tendrán el estadio como sede en los próximos años, incluyendo el Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, según un comunicado del gobierno regional.

Se trata del Proyecto Maracaná Solar, una iniciativa conjunta del gobierno del estado de Río de Janeiro, la distribuidora eléctrica Light y la multinacional Electricité de France (EDF), una de las socias de la Light.

Las dos empresas eléctricas financiaron el proyecto, que tuvo un costo de 12 millones de reales (unos 5.5 millones de dólares).

Es una forma de darle prioridad a la sostenibilidad del Maracaná", afirmó el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, en la ceremonia de inauguración de la planta.

Para el director del Grupo EDF en Brasil, Patrick Simon, la iniciativa muestra el compromiso de la empresa francesa con las energías renovables.

"El Maracaná Solar es un proyecto innovador que marca la inserción de la energía solar, una fuente inagotable, limpia y gratuita, en la matriz energética del estado de Río de Janeiro", dijo por su parte Marco Antonio Donatelli, representante de Light.

La gobernación de Río de Janeiro considera el Maracaná como un lugar ideal para mostrar sus políticas de desarrollo sostenible.

"Es una gran conquista ver hoy el estadio más famoso del mundo y tercer local más visitado de Río de Janeiro combinando tecnología con historia del futbol. Será, sin duda, la planta solar más conocida de Brasil", afirmó el subsecretario de Proyectos Especiales de la gobernación de Río de Janeiro, Rodrigo Vieira.

El Maracaná ya cuenta con otras iniciativas para garantizar su sostenibilidad, como uso racional de agua, reciclaje de agua captada de lluvia, aprovechamiento de materiales reciclados e iluminación con lámparas eficientes. 

ald