CIUDAD DE MÉXICO, 8 de mayo.- Los jugadores de un equipo realizaron el engaño perfecto para hacer un golecito de tiro libre.

A la altura de la media luna se decretó la falta.

Seis jugadores estaban cerca del balón. Uno se quitó de la fila, otro corrió e hizo un amague de disparar, otro lo emuló, uno de ellos realizó un taconcito para que un compañero mandara un derechazo perfecto para batir al portero.

Esta jugada la realizó Yōsuke Ishibitsu para el equipo Kyoto en la segunda división japonesa.

ald