LOS ANGELES, 6 de mayo.- Saúl "Canelo" Álvarez va dejando atrás su derrota contra Floyd Mayweather Jr. El púgil mexicano dijo el martes que enfrentará a su siguiente rival, el cubano Erislandy Lara, a pedido de sus admiradores.

Y de acuerdo con Álvarez, sus seguidores le han pedido también que no tolere las supuestas ofensas de Lara en redes sociales.

Tantas cosas que ha puesto en el Twitter. Creo que es una falta de respeto, ¿no?, para todos, para mí, para los mexicanos. Decir que va a llevar a la escuela a los mexicanos. ¡Claro que no!', dijo Álvarez durante una rueda de prensa en el centro de Los Ángeles, donde se presentó al lado de Lara.

El "Canelo" hizo referencia así a una imagen publicada el mes pasado por Lara en su cuenta de Twiitter. El rostro del púgil mexicano aparece superpuesto en el cuerpo de un niño, sentado en un pupitre de escuela junto con otros infantes. Arriba, en inglés, un letrero dice, "escuela cubana de boxeo, profesor: el señor Lara".

El combate en el peso superwelter, en el que no hay título de por medio, será el segundo para Álvarez desde que cayó en septiembre ante Mayweather, su primer revés como profesional.

Su regreso al cuadrilátero fue con un fácil triunfo por nocaut técnico en marzo ante su compatriota Alfredo Angulo. Fue después de ese combate que Lara lo desafió públicamente por primera vez, pidiéndole una pelea.

Y Lara siguió retando al mexicano mediante comentarios en las redes sociales, dijo Álvarez, (43-1-1, 31 nocáuts).

La gente se empezó a interesar por tanta habladera, por tanta ofensa a mi persona, empezó a interesarse, a decir: 'Ya por favor, dale, dale y dale'', aseguró.

El púgil caribeño, (19-1-2, 12 nocáuts), originalmente iba a defender su título interino superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo contra Ishe Smith el 2 de mayo pero canceló ese combate para enfrentar a Álvarez.

"Si yo no lo hubiera retado, yo creo que no estuviera ahora mismo donde estoy aquí", comentó Lara, apodado "The American Dream".

Lara, de 31 años, conquistó su título en junio al derrotar por nocaut técnico al "Perro" Angulo. Su último combate fue contra Austin Trout en diciembre, cuando lo venció por decisión unánime.

El boxeador cubano también lamentó que la pelea no fuera por el título, asunto que desestimó Álvarez, de 23 años.

"Esto es más que nada de honor, no por el título. Creo que a veces vale más el honor que un título y más si es interino", comentó el mexicano.

El combate se realizará el 12 de julio, en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

fdr