MADRID, 5 de mayo.- El tenista español Rafael Nadal, quien fue hoy designado “Hijo Predilecto de Madrid”, aseguró que más allá de ganar o perder en cada una de sus competencias, los deportistas “tienen que ser ejemplares”.

El tenista oriundo de Manacor, Islas Baleares, recalcó la importancia del “respeto al rival, la humildad, la disciplina y la ilusión” principalmente como base de la promoción del deporte entre la niñez, a la que “no se le puede fallar”.

Me comprometo con Madrid y siempre estaré a su disposición”, aseveró el jugador ante autoridades de la capital española.

En este acto, la alcaldesa de la capital española, Ana Botella, aseguró que a Nadal se le concede este premio por ser “eje ejemplar y haber trascendido el tenis e incluso el ámbito deportivo”.

En el acto en la sede del Ayuntamiento madrileño, Botella impuso la distinción al tenista y en su mensaje expresó que “sus títulos merecen plenamente que Madrid, la capital de España, su país, le otorgue el título de Hijo Adoptivo”.

Al leer su trayectoria, la alcaldesa destacó los 13 torneos de Grand Slam que conquistó Nadal, incluidos ocho de Roland Garros, entre los 62 títulos individuales, ocho de dobles, la medalla de campeón olímpico en Beijing 2008 y cuatro ocasiones campeón de la Copa Davis.

Recordó que tiene el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes y coincidió con las palabras del heredero de la corona española al resaltar su “sereno patriotismo, por su fortaleza ante la dificultad por sus triunfos; se ha ganado para siempre la admiración de todos dentro y fuera de España”.

Es un gran honor para Madrid que un deportista de la talla de Nadal se identifique de manera tan estrecha con nuestra ciudad”, manifestó.

cmb