CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo.-Los Spurs de San Antonio tuvieron que esperar hasta el séptimo partido para asegurar su pase a la semifinal de la Conferencia Oeste, pero lo hicieron con una contundente victoria.

El mejor equipo de la NBA en la campaña regular venció 119-96 a los Mavericks de Dallas, incluso llegaron a tener una ventaja de 31 puntos.

Tony Parker anotó 32 puntos y el argentino Manu Ginóbili sumó 20 unidades y cinco asistencias en 26 minutos; Danny Green añadió otros 16 tantos.

El alemán Dirk Nowitzki totalizó 22 unidades y nueve rebotes para encabezar la ofensiva de Dallas; Devin Harris colaboró con 17 y Monta Ellis contribuyó con 12.

31 puntos, ventaja llegó a tener San Antonio

Fue un juego fácil para los Spurs que dominaron desde los primeros minutos. En el segundo periodo DeJuan Blair cometió una falta flagrante sobre Ginóbili que encendió los ánimos en San Antonio. La falta pareció darle energía a San Antonio, que anotó 14 puntos por dos de los Mavericks, para tomar una ventaja 51-27, cuando quedaban ocho minutos para ir el descanso. El segundo periodo terminó con el marcador 68-46 a favor de los locales.

En la segunda mitad, los Spurs se mantuvieron arriba en todo momento por más de 14 puntos.

La superioridad de los de casa fue tal que Gregg Popovich envió a la banca a Ginóbili, Parker y Duncan en el último periodo luego de que el compromiso había tomado un claro derrotero en favor de los locales. Este duelo contrastó con el resto de la serie entre los dos equipos texanos.

5 series de la primera ronda se definieron en un séptimo juego este año

Sumados los seis juegos anteriores, la ventaja sería para los Mavericks 612-603, pero esta diferencia de escasos nueve puntos no le hizo justicia a Dallas, que no pudo vencer a los Spurs en el encuentro definitorio.

San Antonio, líder en la campaña regular con marca de 62-20, se medirá en la semifinal del Oeste a los Blazers de Portland, quinto en la siembra de la conferencia y que eliminaron a los Rockets de Houston en seis duelos. El compromiso comenzará mañana en San Antonio.

La temporada anterior los Spurs llegaron a la serie por el título, en la que perdieron ante Miami en siete encuentros y ahora buscan la revancha.

Esta primera fase de postemporada se trató de la más reñida en la historia. Cinco de las ocho series se definieron en siete juegos. Popovich aseguró que esto es positivo. “Creo que es bueno para el basquetbol que haya tal paridad. Nos enloquece a los entrenadores, pero para el juego y los aficionados es algo bueno.”