BARCELONA, 4 de mayo.- Los actos racistas volvieron a presentarse en la Liga de España, ahora durante el compromiso entre el Levante y el Atlético de Madrid (2-0), la víctima fue el volante senegalés Papakouly Diop, quien escuchó sonidos de mono.

Apenas la semana pasada el brasileño Daniel Alves, del Barcelona, sufrió incidentes similares en el cotejo contra Villarreal, le arrojaron un plátano y decidió comerlo, este día en el estadio Ciudad de Valencia, el africano afirmó escuchar aullidos y chillidos similares a los que manifiestan los monos, esto procedente de la grada del “Atleti”.

Diop decidió reaccionar a los gritos con un baile, que imitaba a los primates, acto que fue mal entendido por el defensa uruguayo “colchonero” Diego Godín, para comenzar un jaloneó con el senegalés.

El jugador del Levante explicó que no fue su intención insultar a nadie con sus acciones y que no tiene nada contra la afición del Atlético, aunque aceptó que le parece una falta de respeto los sonidos que escuchó.

El tema me ha afectado mucho, no tengo nada contra la afición del Atlético, porque sólo ha sido una parte la que ha gritado. Me parece una falta de respeto que se produce en todos los campos” dijo al término del partido.

"No sé si es (acto) racista o falta de respeto, pero tienen que acabarse los gritos del mono que hacen algunos", aseveró Diop.

cmb