SAO PAULO, 3 de mayo.- Un fanático murió cuando fue golpeado en la cabeza por un inodoro que fue lanzado en las gradas de un estadio durante un partido de futbol en el noreste de Brasil, informó la policía.

Un oficial de la policía de la ciudad de Recife dijo el sábado que el incidente ocurrió el viernes por la noche en el Estadio Arruda, después de un partido entre Santa Cruz y Paraná por la segunda división brasileña. El policía habló bajo la condición de permanecer en el anonimato porque no estaba autorizado a dar información a la prensa.

La Confederación Brasileña de Futbol informó el sábado que el estadio permanecerá cerrado mientras se investiga el incidente.

El oficial de policía señaló que los aficionados arrancaron tres inodoros de los baños del estadio y los lanzaron desde las gradas. Indicó que uno de los inodoros golpeó y mató al instante a un aficionado.

El incidente se produce a seis semanas de que comience el Mundial en Brasil 2014. La ciudad de Recife albergará cuatro partidos, aunque en otro estadio.

fdr