CIUDAD DE MÉXICO, 2 de mayo.- Quilombo en Sudamérica es una palabra que se utiliza para describir un desorden, y es la misma que usó Ricardo Antonio La Volpe para definir la situación que actualmente viven las Chivas, la cual propició el cese precipitado del técnico argentino.

El lío que inició con el despido del argentino, lejos de resolverse, se ha convertido en la puerta de acceso a algunos de los secretos de las Chivas. Mientras la directiva rojiblanca se contradice al tratar de explicar el presunto acoso de La Volpe hacia la podóloga del equipo, el ex entrenador de la Selección Nacional aseguró: “me arrepentí de llegar a Chivas desde el primer día”.

El llamado Bigotón, en su aparición ante los medios, rechazó haber acosado a la podóloga del equipo y aprovechó para enumerar las problemáticas de las Chivas.

La Volpe primero denunció que Chivas no respetó la cifra que habían acordado pagar por los servicios del técnico. “El contrato no tenía la cifra acordada, pero no era cuestión de dinero, era una cuestión deportiva, así que accedí. Lo lindo de la historia fue que me callé, pero me tuve que haber ido ahí mismo”, dijo.

Después desmintió las declaraciones de Juan Manuel Herrero,  presidente deportivo de Chivas, quien aseguró que La Volpe había reconocido su error y le ofreció disculpas a la podóloga.

Solo la he visto una vez y si la veo en la calle ni la reconozco”, argumentó La Volpe. Además de que agregó que su único encuentro fue para “comprobar que la podóloga hace masajes, ese fue un rumor, y yo comprobé que da masajes y le dije ‘esto yo no lo voy a permitir’”.

Otro de los secretos que reveló el argentino fue la intervención de Jorge Vergara y su esposa, Angélica Fuentes, en las decisiones deportivas del equipo. El argentino aseguró que existía un rumor sobre que dos futbolistas rojiblancos filtraban información a Angélica Fuentes, situación que el técnico se negaba a aceptar y a continuar.

La responsabilidad del entrenador es observar qué pasa en este mundo Chiva. Hablé con los jugadores en el centro de la cancha, y les dije que los rumores  me dicen que debo tener cuidado, porque hay dos jugadores que tienen comunicación con la esposa de Jorge Vergara, la señora Angélica Fuentes. Ante todos los jugadores les dije que eso no se vale porque así no trabajo, y les aclaré que si llegaba a confirmar eso, los dos jugadores no se quedan ni un minuto en el equipo”, relató La Volpe.

En el discurso del argentino también se escuchó el nombre de Juan Francisco Palencia, director deportivo de los rojiblancos. La Volpe comentó que existe una disputa entre Juan Manuel Herrero y el exjugador de los Pumas. El conflicto se debe a que Herrero tiene contacto con Carlos Hurtado, representante de futbolistas: “y Palencia tiene jugadores de Greg Taylor, eso me molestó”, confesó.

El problema entre los dos personajes se podría solucionar con la salida de Herrero, quien le dejaría su lugar a Rafael Puente Jr., al que presentarían el lunes.

La historia entre Chivas y La Volpe apenas comienza.