Corinthians y aficionados rinden emotivo homenaje a Senna

Los jugadores del Timao portan cascos de carrera como los que usaba el ex piloto. En el circuito de Imola, un sacerdote bendijo la curva en la que murió

COMPARTIR 
01/05/2014 09:42 Redacción y EFE

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de mayo.- En el 20 aniversario de la muerte de Ayrton Senna, quien falleció en 1994 en un accidente, los homenajes hacia el ex piloto de la Formula Uno no se han hecho esperar, como el que le han demostrado los jugadores del Corinthians, aficionados y deportistas.

Los jugadores del Timao homenajearon a Senna cuando hicieron su entrada al terreno de juego, portando cascos de carrera, similares a los que usaba el ex piloto. Los aficionados los ovacionaron de inmediato.

Lo recuerdan en el circuito de Imola

El circuito italiano "Enzo e Dino Ferrari" de Imola, donde perdió la vida hace veinte años el piloto brasileño Ayrton Senna, fue hoy el escenario de un homenaje al laureado corredor carioca que contó con la presencia de cientos de aficionados y de deportistas como el español Fernando Alonso o el motociclista italiano Valentino Rossi.

1 de mayo de 1994, cuando transcurría la séptima vuelta del Gran Premio de San Marino, en el circuito de Imola, el coche de Senna chocó contra un muro de protección a 320 kilómetros por hora tras pasar por "il tamburello"

El acto de hoy se enmarca en un programa que desde ayer y hasta el próximo domingo rememorará el fin de semana más trágico de este deporte, el 30 de abril y el 1 de mayo de 1994, cuando perdieron la vida en el mismo circuito italiano el piloto austríaco Roland Ratzenberger (Salzburgo, 1960) y el brasileño Ayrton Senna (Sao Paulo, 1960).

Ayer se honró con una misa la memoria de Ratzenberger mientras que hoy la jornada estuvo dedicada a Senna, en el vigésimo aniversario de estas trágicas efemérides.

Al acto acudieron cientos de aficionados, además de autoridades del mundo del deporte y deportistas.

La escudería Ferrari estuvo presente en la ceremonia de hoy con la asistencia de, entre otros, los españoles Fernando Alonso y Pedro de la Rosa, y el finlandés Kimi Raikkonen.

A las 14:17 hora local (12:17 GMT), hora del deceso de Senna, un sacerdote bendijo la curva en la que murió, conocida como "Il tamburello".

En ese momento y en silencio, los aficionados presentes señalaron al cielo con su dedo índice, emulando el gesto que el corredor hacía cuando lograba la victoria.

El piloto español, que ya había anunciado su presencia en el acto el pasado 17 de abril, afirmó en un comunicado publicado en el sitio de internet de la Casa de Maranello que lo que hizo grande a Senna fueron "sus ganas de victoria".

Siempre luchó hasta el final. Por esa razón se ganó el respeto de todos y se convirtió en una leyenda. Yo era muy pequeño y la televisión española no tenía los derechos de la Fórmula Uno pero empecé a conocerle por la afición de mi padre y mi primer vehículo de competición fue de los colores de su monoplaza", recordó Alonso.

Por otro lado, en declaraciones a la Rai, el piloto español recordó que la muerte de Senna sirvió para que se implementasen las medidas de seguridad en los circuitos de competición.

Asimismo, otros deportistas de diferentes categorías quisieron unirse al homenaje.

Es el caso del motociclista italiano Valentino Rossi, presente también en el acto y que comentó en su perfil de la red social Twitter que el corredor brasileño fue "inspirador" para él y que, veinte años después de su fallecimiento, "su espíritu aún sobrevive en todos los pilotos de carrera".

El piloto fue campeón mundial de Fórmula Uno en 1988, 1990 y 1991 con la escudería McLaren-Honda, y logró 41 victorias en grandes premios y 65 primeros lugares en la parrilla de salida.

ald

Comentarios

Lo que pasa en la red