CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril.- Ramón Urías es uno de los principales beneficiados con la renovación que tuvo en su roster Diablos Rojos del México. De ser corredor o bateador emergente pasó a ser el segunda base titular.

El sonorense sumó en sus primeras dos temporadas como escarlata apenas 68 partidos, con 54 hits en 200 turnos. En el inicio de esta temporada tiene ya 28 imparables en 92 turnos con cinco cuadrangulares y  23 carreras producidas.

“El año pasado eran pocas las oportunidades que tenía de jugar y ahora que estoy empezando cada partido me da mucho gusto y me motiva mucho”, indicó el pelotero de 19 años.

28 hits suma Urías esta temporada con Diablos Rojos

En las pasadas campañas Urias se encontró en el dugout a gente como Roberto Metralleta Ramírez, Rodrigo López y
Dennys Reyes; entre otros grandes beisbolistas consagrados, pero este año, si bien mira a gente como Iván Terrazas y Mario Valenzuela, que tienen ya mucho diamante recorrido, la gran mayoría de sus compañeros son jóvenes como él.

“Creo que buena combinación, porque tienen a gente de mucha experiencia y de nombre ya en el beisbol y también a muchos jóvenes que tenemos mucha hambre y deseos de triunfar”, explicó.

5 jonrones ha conectado el joven pelotero sonorense, sublíder del equipo

El nacido en Magdalena de Kino, explicó la gran diferencia que tiene el jugar eventualmente a ser pelotero de todos los días.

“Es más complicado (ser titular) porque tienes que ser más constante. A lo mejor pegas un hit en un turno, pero luego pasan diez y no das nada y no es bueno eso, tienes que estar siempre constante y también con el guante”, aseguró el pelotero.

Urías tuvo la experiencia de pertenecer a los Rangers de Texas y aunque las cosas no se le dieron con esa organización como lo hubiera querido, aún siguen intactos sus sueños de llegar al mejor beisbol del mundo.

“Estuve dos años con ellos en República Dominicana, pero ya no pude llegar a Estados Unidos y ahorita ya estoy libre. Yo sé que estando aquí  y jugando todos los días es la vitrina más grande que puedes tener y espero pronto poder llegar allá”, indicó convencido.

Urías considera que pese a la juventud, Diablos Rojos del México estará en la postemporada y luchará por su título número 16 en la Liga Mexicana de Beisbol.

“Sí somos muchos jóvenes, pero sabemos jugar beisbol y podemos competir con quien sea.  Podemos quedar campeones”, aseguró el segunda base.

El sonorense tuvo también una destacada trayectoria en el beisbol  infantil, en donde representó en varias ocasiones a su estado en torneos nacionales y a México en internacionales, con buenos resultados.

En 1998 jugó la Olimpiada Nacional donde consiguió la medalla de oro en beisbol con la categoría  prejuvenil (13-14 años), esa ha sido la única ocasión que un sólo estado ha ganado la tres categorías del beisbol (infantil 11-12 y juvenil 15-16).