CIUDAD DE MÉXICO, 29 de abril.- Mariano Pavone está lejos del nivel mostrado hace un año en el torneo Clausura 2013, no ha podido ser ese motor del Cruz Azul o ser ese Tanque que marque la diferencia con su olfato goleador. Pero no tiene mucho que el originario de Tres Sargentos, Argentina, hizo el gol que le dio el título a La Máquina Celeste en la Liga de Campeones de la Concacaf y conseguir su boleto al Mundial de Clubes en Marruecos.

Hoy el delantero celeste ha afinado su artillería de cara a una de las eliminatorias que en el papel es uno de los partidos más parejos en la Liguilla, teniendo en claro que León no será un rival cómodo, es por eso que Pavone espera que su olfato goleador esté lo más acertado posible para sacar una ventaja importante de León.

Ojalá y si, esperemos se me pueda abrir el arco en la liguilla, sé que es otro torneo aparte del regular, donde empieza de todo o nada y ojalá no sólo sea a mí sino a todos de manera colectiva, que todos podamos meter goles porque este equipo lo necesita y la instancia también, la Copa que ganamos nos servirá como un envión para llegar bien a la liguilla.”

“Ha sido un semestre no muy bueno para mí en lo personal por los pocos goles que he marcado, por ahí si acaso he hecho dos en Liga, más en la Concachampions, ahora es el momento, donde el equipo nos necesita y creo que será fundamental andar muy bien con ese olfato goleador para avanzar en las fases.”

El estar presentes en el próximo Mundial de Clubes ha sido una inyección de ánimo para cada uno de los jugadores en La Noria, donde poco a poco quieren ir rompiendo los fantasmas que rodean al club y que mejor que ganando la Liga 17 años después.

“Hay que estar cien por ciento mentalizados en ganar la Liga, sabemos que es un torneo donde la afición lo anhela y lo desea que hace muchos años no se le da al club, ojalá podamos cortar en este torneo la racha negativa de los 17 años sin título y coronar con un doblete (Concachampions y Liga) creo que sería hermoso”, señaló Pavone.

Los fantasmas han pesado en Cruz Azul estos 17 años, pero hoy el arquitecto que le ha vuelto a dar una seguridad plena y confianza en cada uno de los jugadores ha sido su técnico Luis Fernando Tena. Es por eso que el Tanque Pavone espera que este envión anímico lo puedan cristalizar con el tan anhelado campeonato.

“Hoy la confianza es una de las cosas que predomina en este equipo, se han tenido los jugadores en el plantel pero falta tener esa confianza de que se pueden lograr los objetivos y alejar los fantasmas, es lo que nos ha hecho fuertes y coronarlo con un título después de todo el esfuerzo que hemos hecho creo que sería bonito”, dijo el delantero argentino.

La liguilla no será sencilla, eso lo tiene claro Pavone quien reconoció que con el título ganado, hoy lo importante será mantener la humildad.

“Hay que seguir como hasta ahora con los pies en el piso, con la misma humildad trabajando, sabiendo que se logró algo importante recientemente, pero todavía hay camino por recorrer y creo que este equipo tiene los argumentos necesarios para caminar paso a paso en la liguilla”, concluyó Pavone.

Cruz Azul arranca la serie en el Nou Camp, mañana.