MILWAUKEE, 27 de abril.- El sonorense Marco Estrada tuvo una gran labor monticular de siete entradas y dos tercios en la victoria de los Cerveceros por 5-3 ante los Cachorros de Chicago, y llegan a siete triunfos en sus últimos ocho partidos.

A la ofensiva, Estrada (2-1) tuvo el apoyo de Jeff Bianchi, quien pegó sencillo de dos carreras en la segunda entrada, y se fue de 4-2 al entrar como bateador emergente en el primer capítulo, en sustitución de Jean Segura, quien fue golpeado accidentalmente en la cabeza por Ryan Braun, cuando éste hacía movimientos de manera imprudente con su bat  en el dugout.

Una repetición de televisión muestra al jugador cuando es golpeado en la parte derecha de la cabeza por Braun, mientras Segura estaba detrás de él.

Estrada retiró a sus primeros 10 enemigos, hasta que en la cuarta entrada. con un out en la pizarra, Luis Valbuena le conectó un jonrón por todo el jardín derecho.

Después de eso, Estrada volvió a retirar a los siguientes 10 bateadores, hasta que con dos outs de la séptima entrada Starlin Castro conectó sencillo a la parcela izquierda.

En el octavo, Welington Castillo se voló la barda con uno a bordo, y luego de ponchar a Junior Lake, Estrada dejó la lomita.

El lanzador se fue con una labor de cuatro hits y tres carreras limpias con dos jonrones, no regaló ni una sola base por bolas y ponchó a nueve enemigos para colocarse con marca ganadora en la temporada de 2-1, y 2.87 de efectividad.

El salvamento fue de Francisco Rodríguez, en labor de una entrada: retiró en orden con un ponche. El venezolano tiene 11 salvamentos en sendas oportunidades; marcha perfecto y aún no ha admitido carreras, ni limpias ni sucias.

Ramos blanquea a Chicago

En Chicago, el lanzador de origen mexicano, César Ramos, contó con la ayuda de dos relevistas para lanzar un juego combinado de cinco hits sin permitir carreras en el triunfo de los Rays 4-0 ante los Medias Blancas.

Ramos (1-1), quien jugó con la selección mexicana en el Clásico Mundial de 2013, aceptó los cinco hits en las primeras cinco entradas para su primera blanqueada de la temporada. Trabajó ayer en lugar de Matt Morre, quien fue operado el martes.

Además de los cinco hits permitidos regaló un par de pasaportes y no ponchó a nadie.

James Loney pegó tres hits para los Rays, que cortaron una racha de tres derrotas. Ryan Hanigan pegó doblete productor de dos carreras, lo que le dio a los visitantes la ventaja de 2-0 apenas en el segundo inning.