CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril.- El ucraniano Vladimir Klitschkó defendió sus coronas de los pesos pesados al ganar hoy en Oberhausen, Alemania por nocaut en el quinto asalto al australiano Alex 'Rocky' Leapai.

Klitschkó no dio opción alguna a su rival, que nunca le inquietó y al que castigó duramente antes de acabar definitivamente con su resistencia

De este modo, el boxeador ucraniano consiguió retener los títulos de campeón mundial de los pesos pesados de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Klitschkó, hermano del político y antiguo campeón de boxeo, Vitali Klitschkó, quien estuvo presente en la localidad alemana, había anunciado antes de la pelea que dedicaría su victoria a su país, que está viviendo durante los últimos meses un periodo difícil.

Tras la victoria y aún sobre el cuadrilátero, el boxeador manifestó que fue difícil preparar el combate porque su cabeza "estaba en Ucrania", y se declaró en contra de la posibilidad de una guerra.

"Ucrania permanecerá como es" apuntó.

Klitschko, de 38 años y con más envergadura que su rival, tuvo en todo momento el control sobre la pelea, mientras que Leapai apenas pudo conectar golpes en el cuerpo del campeón ucraniano. 

fdr