CIUDAD DE MÉXICO, 24 de abril.- Cientos de aficionados celebraron en el Ángel de la Independencia el título que consiguió Cruz Azul en la Concachampions y el pase al Mundial de Clubes, luego de empatar 1-1 ante Toluca en la final, que por gol de visitante alzó el trofeo.

La SSPDF montó un operativo especial en las inmediaciones del monumento para asegurar la integridad de todos los asistentes que celebraban el triunfo de La Máquina.

Por espacio de casi tres horas y media, fue resguardado el monumento ante los fanáticos que no dejaban de gritar porras, himnos y coros.

Las tiendas de conveniencia cercanas dejaron de vender alcohol a petición de las autoridades capitalinas y así evitar algún tipo de problemas con los aficionados.

Ya para minutos antes de las dos de la mañana, Paseo de la Reforma al cruce con la avenida de Florencia había vuelto a la normalidad, luego de que culminaron los festejos de los aficionados.

ald