CIUDAD DE MÉXICO, 22 de abril.- Luego de conocer la decisión de la Concacaf de revocar la sanción que le había impuesto y que le impedía jugar la vuelta por la final de la Liga de Campeones, el portero de Cruz Azul, Jesús Corona, dijo que se hizo justicia.

Estoy contento con esta determinación, se hizo justicia. Yo estaba tranquilo sabiendo que se podían analizar los videos, pues no sucedió que yo haya agredido a algún jugador (de Xolos)', señaló.

Dijo que independientemente de la resolución del Comité de Apelaciones, dada a conocer las primeras horas de este martes, él estaba preparado para jugar y que aunque no dependía de él la decisión, ésta llegó y ahora está listo para saltar a la cancha.

Yo estaba listo para jugar este miércoles, no dependía de mí la decisión, pero afortunadamente se pudo llegar a esta determinación, se hizo justicia y ahora a prepararnos para lo que decida el técnico'.

En entrevista previa a la última práctica del equipo antes de encarar la final que definirá al equipo que representará a México en el próximo Mundial de Clubes a disputarse en Marruecos, dijo valió la pena esperar.

Creo que valió la pena esperar y seguir trabajando. Qué bueno que se dio la determinación de la Concacaf de revocar mi castigo porque yo estaba con la conciencia tranquila de que no agredí a nadie', señaló.

Corona había recibido una sanción de tres juegos tras el connato de bronca que se registró al final del partido por la semifinal de la Concachampions ante Xolos, por lo que ahora podrá jugar pues le fue retirado el castigo.

fdr