LONDRES, 22 de abril.- El Manchester City continúa hoy pendiente de que los médicos determinen el alcance de la lesión de tobillo que sufrió anoche el español David Silva, que según el diario británico "The Guardian" podría mantenerle apartado del equipo dos semanas.

En el tramo final de la victoria en el Etihad Stadium ante el West Bromwich por 3-1, Silva se resintió de una lesión previa en el tobillo derecho y abandonó el campo en camilla, lo que disparó las especulaciones sobre su estado físico a falta de pocas semanas para el Mundial de Brasil, que se inaugura el 12 de junio.

Según "The Guardian", la lesión del español, que ya se perdió la visita del Sunderland el pasado día 16 (2-2) por molestias en el tobillo, no reviste gravedad y le permitirá volver a jugar en unos quince días.

Ese contratiempo impedirá previsiblemente que el centrocampista canario, de 28 años, guíe a los "citizens" al menos en los próximos dos partidos, en los que el conjunto del chileno Manuel Pellegrini apurará las opciones que aún mantiene de llevarse el título.

A falta de tres jornadas para que se cierre el torneo, el City es tercero, con un partido menos, a seis puntos del líder, el Liverpool.

La baja de Silva agrava los problemas para Pellegrini en el tramo final de campeonato, después de que el marfileño Yaya Torué, su otro puntal en el centro del campo, se lesionara también la semana pasada y esté de baja hasta principios de mayo.

El conjunto de Manchester visita el próximo domingo al Crystal Palace y al Everton el sábado 3 de mayo.

El miércoles 7 de mayo, disputará ante el Aston Villa el partido atrasado que le queda, una cita en la que el español podría estar una vez más a disposición de su entrenador, y el domingo 11 jugará en casa el último encuentro de la Premier esta temporada ante el West Ham. 

cmb