SAO PAULO, 22 de abril.- No hay "ni un minuto" que perder para dejar listo el retrasado estadio de Sao Paulo que albergará el partido inaugural de la Copa del Mundo en menos de dos meses, dijo el martes el secretario general de la FIFA Jerome Valcke tras visitar el recinto.

Valcke dijo que todavía hay mucho trabajo pendiente en el estadio Itaquerao, pero agregó que estará listo para el partido inaugural entre Brasil y Croacia el 12 de junio.

Señaló que los organizadores locales están "en una carrera contra el tiempo", pero saben que "no hay opción" y entienden que tienen que cumplir su promesa de terminar a tiempo todo el trabajo.

Valcke dijo que hay preocupaciones con otros dos estadios, uno que todavía se está construyendo en la ciudad sureña de Curitiba y el de Porto Alegre.

cmb