CIUDAD DE MÉXICO, 22 de abril.- El portero de Cruz Azul, Jesús Corona, sí podrá disputar la final de vuelta de la Liga de Campeones de la Concacaf, toda vez que el organismo anunció la revocación del castigo de tres partidos que le fue impuesto al jugador.

En un comunicado enviado las primeras horas de este martes por el organismo rector del balompié de la zona, se especifica que al no encontrar evidencias que involucraran a Corona en una posible agresión a un rival, se decidió por dejar el castigo sólo en un partido el cual ya cumplió en la ida.

Cabe recordar que el arquero había sido suspendido un cotejo tras el connato de bronca que se registró ante Xolos de Tijuana en el duelo de vuelta por las semifinales de la Concachampions, que luego se incrementó a tres.

Está situación obligó a la directiva celeste a apelar la sanción por lo que el Comité de Apelaciones de la Concacaf revisó los videos, testimonios e informes del encuentro y decidió quitar dos partidos de castigo.

Lo anterior por no "encontrar evidencia suficiente" para imponer una sanción adicional a la condena automática por la tarjeta roja, que es de un partido de suspensión.

José de Jesús Corona ya cumplió con un duelo de castigo, pues no jugó en el partido de ida de la Final de la Liga Campeones de la Concacaf, en el que Cruz Azul y Toluca empataron a cero goles.

La directiva del cuadro celeste esperaba la respuesta este mismo lunes pero al no llegar tuvo que enviar la lista de jugadores convocados para el duelo de vuelta a jugarse en el estadio Nemesio Diez al organismo, con el nombre del portero suplente Guillermo Allison.

Sin embargo, el técnico Luis Fernando Tena podrá contar con su arquero titular para este duelo programado para las 19:00 horas y que definirá al campeón del certamen y al que representará a México en el próximo Mundial de Clubes a disputarse en Marruecos.

ald