CIUDAD DE MÉXICO, 22 de abril.- Una fantasía de gol realizó un jugador, luego de abanicar el balón en una primera oportunidad para batir al portero rival.

En una jugada que inició por el costado derecho y que llegó hasta el izquierdo, Viliam Macko se perfiló de pierna izquierda, pero no dio con el objetivo, sin embargo no paró ahí la jugada y con una genialidad sorprendió a todos para marcar un golecito de “rabona”.

De inmediato, sus compañeros fueron a felicitar al eslovaco por la proeza que había hecho durante un partido de la liga tailandesa.

ald