CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- Tan sólo un día después de haber marcado el gol con el que Pumas venció al Guadalajara (1-0) y consiguió su calificación a la fase final del torneo, el delantero Daniel Ramírez reveló a Espn que en el inicio de su carrera el entrenador Ángel Coca González, director de visoría y reclutamiento del Pachuca, le pidió 10 mil pesos para poder quedarse en las fuerzas básicas del club.

Su afirmación llegó pronto hasta Coca, el mismo que descubrió a futbolistas como Cuauhtémoc Blanco, Ricardo Peláez y Carlos Gullit Peña (entre otros), quien, además de negar conocerlo, ya planea iniciar un proceso legal en su contra.

Es un mentiroso, a Pachuca nunca vino a una prueba. Yo jamás recibí un peso de los jugadores que se quedaban en mis visorías. Desconozco la explicación que dio de esos 10 mil pesos y me voy a ir hasta las últimas consecuencias. Ya hablé con mi abogado y (a Ramírez) lo van a tener que citar para que demuestre en qué momento le pedí ese dinero', responde Coca en entrevista telefónica con Excélsior. 

Y profundiza más en el tema: “No sé si haya alguna manipulación o quieran hacerme daño. En Pachuca me pidieron que me hiciera a un lado hasta que investigaran esta situación y me da mucha tristeza, porque ni mi club me está respaldando. Les he dado más de 90 millones de dólares, entre ahorros y ventas de jugadores. Es una injusticia. Jesús Martínez (presidente de los Tuzos) está convirtiendo un error garrafal hacia mi persona”. 

González explica que la única vez que Ramírez formó parte de una prueba ocurrió cuando la filial del Pachuca era Indios de Ciudad Juárez. Por entonces, el actual futbolista de Pumas tenía entre 13 y 14 años. 

 Él dice que en esa visoría quedaban 10 jugadores y que había un visor con gorra, quien era yo. Pero yo siempre doy la lista de los que se van y los que se quedan, hablé con los papás y les dije que era una filial del club Pachuca. Incluso Manuel Madrid (ahora en Cruz Azul) estuvo ahí. El responsable de cobrar las cuotas era Eduardo Castañeda, porque no era un club patrocinado como Pachuca', agrega.

Con la voz entrecortada, Coca adelanta que se irá de los Tuzos cuando termine este problema y que “a pesar del daño, nadie va a manchar mi honorabilidad”.

fdr