ILLINOIS, 21 de abril.- El pívot Joakim Noah, de los Toros de Chicago, fue nombrado el Jugador Defensivo del Año en la NBA.

"Me siento humilde ahora, en esta situación", dijo Noah durante una conferencia de prensa, frente a su familia. Luego, dijo al entrenador Tom Thibodeau, "sin su sistema, esto no hubiera sido posible".

Noah se une a Michael Jordan (1988) como los únicos jugadores de los Toros que consiguen la distinción.

El reconocimiento llega después de que Noah ayudó a que Chicago ganara 48 partidos y consiguiera la ventaja de local para la primera ronda de los playoffs.

Fue todo un logro para los Bulls, que perdieron a Derrick Rose para toda la temporada por una lesión de rodilla, y que cedieron en un canje a Luol Deng.

Noah, hijo del ex tenista francés Yannick Noah, recibe cada vez más elogios por sus talentos a la ofensiva, luego de que se le conocía principalmente por su calidad a la defensiva y a la hora de buscar rebotes. Promedia 1,5 tapones por encuentro.

El premio arriba en un momento difícil para Noah, cuyo mentor Tyrone Green, a quien consideraba un segundo padre, falleció recientemente.

Los Toros, que ganaron más partidos desde el Año Nuevo que cualquier otro equipo de la Conferencia del Este, perdieron el primer encuentro de su serie de playoffs ante Washington el pasado domingo. El segundo partido se realiza en Chicago.

El basquetbolista tiene triple nacionalidad: estadounidense, francesa y sueca.

fdr