CANCÚN, 20 de abril.- Atlante dijo adiós a su afición como equipo de Primera División con una nueva derrota de 2-1 ante Xolos de Tijuana, que se metió de lleno en la lucha por un sitio a la liguilla, en partido que cerró la fecha 16 del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

Los goles del triunfo fueron obra del ecuatoriano Fidel Martínez, al minuto 54, y del argentino Darío Benedetto, al 84. Francisco Estrada había adelantado a los de casa, al 43, además el chileno Roberto Gutiérrez falló un penal, al 88.

Atlante no estaba dispuesto a despedirse con una derrota, quería regalarle a su afición una alegría, ya un poco tardía.

Por ello, los de Cancún se plantaron en la cancha con el objetivo de salir con el triunfo ante un rival que, pese a su necesidad de sumar tres puntos, apostó poco y pese a ello, fue el primero en generar peligro.

Apenas pasada la media hora de juego el ecuatoriano Fidel Martínez abrió por derecha a Richard Ruiz, quien dentro del área sacó un disparo cruzado que el portero local, Yosgart Gutiérrez, detuvo recostándose para evitar la caída de su marco.

Cuando todo indicaba que se irían al descanso sin movimiento en la pizarra, el debutante Francisco Estrada recibió dentro del área un balón que dejó correr para prender un disparo que pegó en las piernas del argentino Javier Gandolfi y desviarle la trayectoria a Adrián Zermeño, y de esa forma adelantar a los de casa, al minuto 43.

Consciente que no podía ser tan temeroso y menos con el marcador en contra, el estratega de Tijuana, el venezolano César Farías, decidió el ingreso del argentino Darío Benedetto.

Con ello, Tijuana tuvo más tiempo el esférico y alcanzó el empate por medio del ecuatoriano Fidel Martínez quien, ante la salida de Gutiérrez, sólo empujó al fondo de las redes, al 54.

Los Potros de Hierro tardaron en recuperarse, pero lograron equilibrar las acciones y cuando mejor jugaban, apareció Benedetto para sacar un derechazo de larga distancia, al que Gutiérrez reaccionó muy tarde y aunque alcanzó a tocar, no pudo evitar el tanto, al minuto 84.

Dos minutos después, el silbante marcó un dudoso penal sobre el ecuatoriano Michael Arroyo, que el chileno Roberto Gutiérrez ejecutó con toda displicencia para que Zermeño controlara el esférico.

Con este resultado, el cuadro tijuanense llegó a 24 unidades para ubicarse en zona de calificación y tener el futuro en sus manos en la última fecha, en tanto los azulgranas se quedaron con 18.

fdr