CIUDAD DE MÉXICO, 19 de abril.- El piloto alemán Sebastian Vettel es el único integrante del  equipo Red Bull que ha subido al podio en la presente temporada de Fórmula 1, pero la realidad es que su compañero australiano Daniel Ricciardo ha demostrado en las tres primeras carreras ser el único capaz de vencer a los Mercedes-Benz manejados por el inglés Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg.

Hamilton y Rosberg ocuparon la primera y tercera posición de la segunda ronda de entrenamientos del Gran Premio de China, mientras el español Fernando Alonso fue primero por la mañana y segundo por la tarde, sin embargo, el ritmo de carrera de los Ferrari no es comparable con el de las flechas plateadas, y sólo Red Bull ha mostrado tener la capacidad para ir por los actuales líderes, en especial Ricciardo, quien en Australia alcanzó el podio para después ser descalificado, mientras en Malasia fue retiro, pero en Bahréin resultó cuarto, dos sitios por delante del cuatro veces campeón del mundo.

Con apenas su primer año dentro de la escuadra puntera de la bebida energética tras egresar de Toro Rosso, Ricciardo está demostrando ser más veloz que su coequipero, y en ambas sesiones de prueba en Shanghái dejó detrás a Vettel, sin embargo, le falta la constancia para cerrar el círculo.

Por su parte, los mexicanos Sergio Pérez (Force India) y Esteban Gutiérrez (Sauber) concluyeron en las posiciones 15 y 18 por la mañana, mientras por la tarde 15 y 16, respectivamente.

Checo afrontó fallas en el  sistema DRS, mientras el regiomontano tardó más de 40 minutos en la primera práctica en salir a pista a la espera de solucionar inconvenientes en el embrague así como en el sistema de recuperación de energía.