QUERÉTARO, 18 de abril.- El volante ofensivo de los Gallos Blancos del Querétaro, Diego de la Torre, enfatizó que este equipo está hecho para romper marcas, para los retos, y ante las adversidades han salido adelante pues lo que le sobra es corazón.

Partido a partido y minuto a minuto dentro de la cancha lo vamos a demostrar”, declaró el jugador.

Desde 1990 Querétaro ha hecho 11 visitas al América en el estadio Azteca, sólo ha logrado empatar en una ocasión y las demás fueron derrotas.

A su vez, el arquero Edgar Hernández dijo que “nosotros como futbolistas siempre decimos que son estadísticas y que están para romperse. El equipo ha trabajado fuerte, viene de menos a más y este partido va ser importante para sumar tres puntos y estar en la fiesta grade”.

El capitán Marco Jiménez declaró que “las estadísticas se hicieron para romperse, además, es una buena oportunidad ante un gran equipo”.

Agregó: “nosotros tenemos que disfrutar el partido en un gran escenario ante un gran equipo y hacer lo que venimos haciendo. El equipo se ha comportado a la altura con diferentes rivales”.

En el entrenamiento, en la cancha del estadio La Corregidora, unos dos mil seguidores animaron a los integrantes del equipo de futbol, de cara al encuentro de visita al América, en el estadio Azteca.

Niños, jóvenes y adultos se dieron cita al entrenamiento a puertas abiertas, donde respaldaron con cantos, porras y gritos a los futbolistas que llegaron a 90 días sin cobrar salario, por los problemas con la justicia que enfrenta el dueño del club.

Al concluir el entrenamiento, los integrantes del cuerpo técnico permitieron el acercamiento de los aficionados a los jugadores, quienes les otorgaron autógrafos y se tomaron fotos con ellos.

Los seguidores del equipo están muy contentos con los futbolistas, pues a pesar de las penurias, han logrado resultados positivos, como las victorias sobre Tigres de la UANL, Tijuana y Atlas y un empate 1-1 ante el campeón León.