CAMPINAS, Sao Paulo, 17 de abril.- La ciudad brasileña de Campinas, "cuartel general" de Portugal durante el Mundial, espera impaciente la llegada de Cristiano Ronaldo, quien ya cuenta con un bocadillo con su nombre en dicha localidad, situada en el interior del estado de Sao Paulo.

El empresario de origen portugués José Dos Santos Antonio, propietario del City Bar, uno de los bares más populares de Campinas, decidió incluir recientemente en el menú el bocadillo "Cristiano Ronaldo" en homenaje al mejor jugador del mundo.

La idea surgió después de que Cristiano Ronaldo ganara el 'Balón de Oro' de la FIFA como mejor jugador del mundo (...) Decidimos crear el bocadillo por ser el mejor jugador, por ser portugués y por representar a mi selección en todo el mundo", dijo Dos Santos.

Como no podía ser de otra manera, el ingrediente principal del bocadillo es el bacalao, el cual es acompañado de pan francés, ajo, perejil, queso, aceitunas negras, cebolla, aceite de oliva y "mucho cariño".

Poco más de un mes después de su creación, la incorporación del nuevo bocadillo en el menú ha generado una gran expectativa entre los medios de comunicación locales y los clientes habituales, quienes, como Dos Santos, aseguran estar encantados con la llegada del delantero del Real Madrid dentro y fuera del bar.

"El bocadillo es un éxito. Además de ser sabroso, hay un gran cuidado en el uso de los ingredientes. Es un homenaje muy merecido. El bocadillo es delicioso, como Cristiano Ronaldo", comentó Edna Madalozzo, cliente habitual del City Bar, quien destacó que Campinas espera "impaciente" la llegada del astro.

A pesar de que el precio de "Cristiano Ronaldo" -32 reales (unos 14 dólares)- es mayor que el del resto de alimentos que componen la carta, José Dos Santos señaló que ha llegado a vender unos 230 bocadillos en un sólo día.

"Cristiano Ronaldo es una personalidad en todo el mundo, el pueblo brasileño le adora. Ven en él a un ídolo y desde que se supo que estaría en Campinas todo el mundo quiere una foto, un autógrafo. El bocadillo tuvo una aceptación mayor porque se sabe que va estar aquí", añadió.

Sin embargo, su admiración por su país natal y por la selección portuguesa no se limita tan sólo a un bocadillo. La bandera de Portugal, las sombrillas rojas y verdes, las camisetas de los camareros, las croquetas de bacalao -especialidad de la casa- y los pasteles de Belén hacen pensar más en la península Ibérica, que en Brasil.

Además, para la llegada de los internacionales de Portugal a Campinas el próximo 11 de junio, Dos Santos tiene previsto recibirles junto con el grupo de folclore al que pertenece con bailes, música y croquetas que "les hagan sentir" como en casa.

Cuando supe que estarían en Campinas, empecé a movilizarme. Cuando lleguen al aeropuerto internacional de Viracopos estaré con el grupo de folclore que yo mismo creé para bailar mucho y distribuir comida portuguesa a todos los brasileños que fueron a recibir a la selección de mi país", dijo Dos Santos, propietario del City Bar desde hace 20 años.

Preguntado por una hipotética final entre Portugal y Brasil, Dos Santos fue claro: "apagaré la televisión. Mi corazón no va a aguantar". 

ald