LEÓN, 17 de abril.- León no puede sacar ventaja como local y de forma angustiante consigue un empate 2-2 ante el Bolívar, que vino a encerrarse y a jugar al contragolpe, en el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

La Fiera se puso al frente con una anotación al minuto 21, obra de Luis Montes y Mauro Boselli, al 91’, consiguió la igualada. Por su parte, los bolivianos consiguieron el empate al 44’ con un gol de Callejón y la ventaja momentánea al 70’, gracias a la anotación de Juan Carlos Arce.

El equipo dirigido por Gustavo Matosas comenzó el encuentro asfixiando al cuadro celeste y llegando con mucho peligro a la cabaña del guardameta Romel Quiñónez.

El cuadro sudamericano tuvo contadas ocasiones para armar un ataque, y en ellas mostró la forma en la que intentaría ofender: con contragolpes y buscando el error de los Panzas Verdes.

Al minuto 21 cayó el primer tanto de los locales. Luis Montes no dio por perdido un balón largo que alcanzó a ganar ante la salida del arquero boliviano, y de última instancia pudo cruzar un disparo que se incrustó en la cabaña visitante.

La forma en la que León continúo atacando no cambio, aunque no era tan incesante como en los momentos iniciales del partido.

En la recta final de la primera parte, Juanmi Callejón se encontró frente a William Yarbrough y “fusiló” al portero leonés, para conseguir la igualada antes de irse al descanso.

Al inicio del segundo tiempo, León jugó en la misma sintonía, aunque Bolívar fue más duro de traspasar en la última línea y mejoró su velocidad al atacar.

Fue en el 70’ cuando Juan Carlos Arce puso al frente a los de Xavier Azkargorta, tras una mala marca de la defensa Esmeralda y un buen centro raso desde el sector derecho.

Con el marcador en contra y en la recta final del encuentro, Matosas hizo cambios que a la postre le funcionarían.

Entró a la cancha José María Cárdenas que, en el minuto 90, pudo llegar a línea de fondo y centrar a Mauro Boselli, quien se lazó sobre el balón, anticipando a un defensa, para empujarlo y poner los cartones dos a dos.

El conjunto sudamericano se lleva una ventaja de dos goles de visitante, mientras que León deberá anotar en Bolivia para poder contrarrestar esa condición.

fdr