CIUDAD DE MÉXICO, 15 de abril.- Ferrari ya no aguantó más la falta de podios y tras tres carreras de la temporada 2014 de Fórmula 1, Stefano Domenicali dimitió como director deportivo del equipo del Cavallino Rampante, para dar paso a Marco Mattiacci, quien hasta ayer fungía como presidente de la marca en Norteamérica.

“Como jefe asumo toda la responsabilidad de la situación que estamos viviendo. Hay momentos en la vida profesional en los que uno debe tener el valor de tomar decisiones difíciles”, expresó Domenicali, quien se convierte en el segundo director de 2014 en dejar su puesto tras la salida de Martin Whitmarsh de McLaren.

La Casa de Maranello marcha en la quinta posición del campeonato de constructores con 33 puntos, por detrás de McLaren, Red Bull y Mercedes, e incluso de Force India. Las flechas plateadas dominan esta clasificación con 111 unidades y tres victorias consecutivas.

En los pilotos la situación no es mejor. Por primera vez en el siglo, el equipo del Cavallino Rampante cuenta con dos competidores de primera línea: el español Fernando Alonso y el finlandés Kimi Räikkönen; sin embargo, por ahora ambos están fuera del Top 3.

Desde la llegada a Ferrari del dos veces campeón del orbe no han dejado de existir críticas hacía el trabajo de ingeniería y administrativo. Desde medios británicos se apunta a que Alonso presionaba para que Stefano presentara su dimisión.

Ante ello, la manutención de Domenicali parecía insostenible.

El nacido en Imola tomó los controles del equipo a finales del 2007 ante la salida del francés Jean Todt, el hombre que consiguió junto al alemán Michael Schumacher cinco títulos mundiales. Desde ese momento todo vendría a menos en la fábrica italiana.

En 2008, con su primera campaña al frente, logró el título de constructores y llevó al brasileño Felipe Massa al subcampeonato. Tras seis años completos de mandato consumó 20 victorias.

Ahora, Marco Mattiacci será el responsable de llevar los dos bólidos rojos a los primeros sitios, y todo parece indicar que será transitorio.

El hasta ayer director de Ferrari Norteamérica nunca ha estado ligado a la competición, y ésta será su primera experiencia dentro del deporte motor. De hecho cuenta con una licenciatura en economía por la Universidad de La Sapienza di Roma, y experiencia en ventas para la marca de autos deportivos en Asia.

Sin embargo, los rumores apuntan a que el inglés Ross Brawn, quien fuera el creador técnico de los monoplazas que permitieron las múltiples coronaciones de Schumacher podría estar de regreso tras su salida de Mercedes-Benz.

A él se uniría Bob Bell, quien ayer presentó su renuncia a las flechas plateadas. 

La Fórmula 1 tendrá 12 equipos 

La parrilla de la máxima categoría del automovilismo aspira a tener de nueva cuenta 24 coches en 2015.

El equipo estadunidense denominado por ahora como Fórmula Haas fue presentado luego de recibir la aprobación el pasado viernes por parte del Consejo Mundial del Deporte Motor, de la FIA, para ser inscritos en el campeonato del próximo año.

Gene Haas anunció que el equipo tendrá su sede en Kannapolis, Carolina del Norte, Estados Unidos, rompiendo los esquemas de la Fórmula 1, donde todas las escuderías mantienen sus talleres en Europa.

“Nosotros no vamos a ser un equipo dirigido por europeos. Nosotros vamos a ser una escudería liderada por norteamericanos  y vamos a hacerlo de la manera en que pensamos que es la más eficiente”, dijo.

El también dueño de una escudería de Nascar, que permitió a Tony Stewart ser campeón de la Copa Sprint en 2011, consideró que cuenta con el dinero para evitar el fracaso del proyecto USF1.

Haas confirmó que ninguno de los pilotos de la tradicional serie de stock cars estadunidense está considerado para manejar en Fórmula 1.

-De la redacción