CIUDAD DE MÉXICO 14 de abril.- Cruz Azul se declaró listo para el partido de ida de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf contra el Toluca y el portero celeste Guillermo Allison, se dijo tranquilo y sin nervio, por ocupar el lugar de Jesús Corona.

Me siento tranquilo, uno siempre sueña con jugar una final y si las miradas van a estar sobre mí, pues mejor, he trabajo para que el nervio no me afecte, al contrario esta final me tiene motivado y es lo que me ha servido".

Mencionó que el arquero titular le ha manifestado todo su apoyo y le ha pedido que disfrute del juego de mañana, por lo que confió en que podrá mantener el cero para ir a Toluca a completar la obra y conseguir el boleto al Mundial de clubes.

Voy a hacer lo que me toca y tratar de mantener el cero, el equipo trabajo muy bien y vamos a hacer lo que este en nuestra parte para sacar el resultado e ir al juego de vuelta, con la ventaja. Jesús me ha dicho que este tranquilo, me ha apoyado y eso me mantiene tranquilo, se que tengo toda su confianza y la del equipo, me dijo que disfrute esta final".

En rueda de prensa en la Noria, el guardameta suplente cruzazulino destacó que el grupo debe agotar los fantasmas de su pasado, por lo que ahora están más concentrados en lo que representa esta final, la cual están con la confianza de ganar.

Estamos tranquilos, hay calma en el equipo, pues los fantasma están en el pasado y ahí se van a quedar, pero podemos voltear hacia atrás para aprender de ellos".

En este sentido envío el mensaje de que la portería cementera estará bien resguardada para el partido de mañana, "estoy seguro que la portería estará bien cuidada, si no te dijera que no estoy bien y que juegue otro. Estoy a disposición del equipo y estoy seguro de hacer las cosas bien, reiteró el portero Allison.

cmb