VERACRUZ, 12 de abril.- Los Tiburones Rojos del Veracruz dejaron escapar la victoria y su salvación será en otro momento, luego de empatar 1-1 con Pumas en el estadio Luis ‘Pirata’ Fuente.

Alfredo Moreno hizo soñar a los jarochos con el gol que realizó al minuto 19, pero Pumas reaccionó en la segunda parte para empatar el marcador por conducto de Josecarlos Van Rankin al 50.

La igualada le permite al cuadro jarocho llegar a 15 puntos pero sigue comprometido en la porcentual, con un cociente de 1.0937 por el 1.0505 del Puebla y el 0.9899 del Atlante, mientras Pumas llegó a 22.

El encuentro comenzó con pocas sensaciones de peligro. Veracruz trataba de tener la posesión del esférico y hacer daño para batir la portería de Alejandro Palacios, cuyo acto tuvo efecto al minuto 19 cuando vino el gol de los Tiburones Rojos, producto de un servicio por la banda derecha donde Alfredo Moreno le ganó el espacio a Marco Palacios para mandar un cabezazo cruzado y sacudir las redes.

Al transcurrir los minutos, Pumas no se encontraba en el terreno de juego y le costó trabajo controlar el balón.

Por su parte, Veracruz aprovechó los descuidos universitarios para hacer daño con tiros de larga distancia, pero sin surtir efecto como el que realizó Emmanuel García al 38’.

Al minuto 40, Cristian Borja bajó el balón con el pecho en el área, lo retuvo y retraso para que Jehu Chiapas mandara un disparo flojito.

Con ventaja mínima para Veracruz se fueron al descanso.

En la parte complementaria, Pumas mostró otra cara y salió con todo en busca de la igualada, que se le dio al 50’ por conducto de Josecarlos Van Rankin, gracias a la floja marcación de la zaga jarocha.

Los felinos sufrieron un duro golpe en sus aspiraciones de darle la vuelta al marcador, debido a la expulsión de Marco Palacios al 74 tras recibir su segunda tarjeta amarilla.

Con superioridad numérica, Veracruz se fue con todo al ataque, pero sin hilvanar jugadas que inquietaran a Alejandro Palacios.

Incluso, el cuadro universitario pudo llevarse el encuentro si no es por una desviada que hizo Édgar Hernández en el último minuto del partido.

Veracruz espera lo que haga Atlante en su visita ante Santos, para saber si se salva o será hasta la próxima semana cuando podría hacerlo.

ald