CIUDAD DE MÉXICO, 9 de abril.- Miles Scott, un niño de cinco años con leucemia, lanzó ayer el primer lanzamiento del primer juego en casa de este año de los Gigantes.

Scott estuvo personificado como “Batkid” y llegó al AT&T Park en un auto que fue acondicionado como Batimóvil.

En la loma fue acompañado por el abridor de los Gigantes, Matt Cain, previo al duelo ante Diamondbacks de Arizona.

A finales del año pasado, los habitantes de San Francisco ayudaron para que al pequeño le dieran la sorpresa de su vida, cuyo deseo era poder ser Batman por un día.

El niño no sabía nada de lo que iba a suceder y se preparó una escena donde se le pedía ayuda al menor para que rescatara la ciudad de los villanos. El alcalde de San Francisco, Ed Lee, le dio la llave de la ciudad por haber atrapado a los malhechores.

Miles fue diagnosticado de leucemia cuando tenía 18 meses, terminó los tratamientos y está en remisión.

ald