CIUDAD DE MÉXICO, 8 de abril.- El seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, permitirá que los jugadores practiquen el “sexo seguro” durante el Mundial, pero no las posturas y prácticas acrobáticas por temor a que los futbolistas se lesionen.

Si hablamos de sexo normal no hay ningún problema”, dijo Scolari en Lisboa, Portugal.

“Lo que no puede ser son las posturas acrobáticas y otra gente que hace acrobacias”, mencionó.

La selección de Brasil se concentrará en la Granja Comary de Teresópolis en Río de Janeiro, donde los jugadores tendrán habitaciones individuales.

El Gobierno brasileño prevé que el Mundial de Futbol 2014 genere un movimiento de alrededor de 62 mil 100 millones de reales (unos 27 mil 700 millones de dólares), tres veces más de lo inyectado a la economía del país durante la Copa Confederaciones del 2013.

ald