SAO PAULO, 7 de abril.- El exfutbolista Edson Arantes do Nascimento "Pelé" consideró "normal" la muerte de un trabajador, hace dos semanas, mientras laboraba en las obras del estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, sede del partido inaugural del Mundial de Brasil 2014.

Eso es normal, son cosas de la vida. Fue un accidente, cosa normal, nada que asuste', afirmó Pelé en un evento en Sao Paulo.

El 29 de marzo un obrero falleció en las obras del estadio, por lo que ya son siete los obreros muertos en algunos escenarios del Mundial.

Pelé sí mostró su preocupación con las infraestructuras e hizo especial hincapié en la gestión de los aeropuertos.

Volví recientemente a Brasil y el aeropuerto es un caos. Esa es mi preocupación', afirmó 'O rei' a la prensa local.

También transmitió la intranquilidad en otros países en relación con la seguridad y la falta de entradas para extranjeros.

"Pasé por varios países y la preocupación es grande. Nadie entiende por qué no tenemos más entradas. Lo que también llamó la atención fue el problema que hubo en Río de Janeiro en las pacificaciones de las favelas, con asaltos y muertes. Los extranjeros quieren saber si va a haber peligro", añadió.

El exjugador también cuestionó la organización de los grandes eventos, como la Copa Confederaciones del 2013, el Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Son tres eventos en los que Brasil podría crecer como país. La Copa Confederaciones ya fue medio complicada, pero, gracias a Dios, Brasil fue campeón, sino, hubiera podido dar problema. Tengo la seguridad de que el gran error de nuestro país, del Gobierno, fue olvidar que el Mundial y los Olímpicos podrían abrir las puertas a los turistas', concluyó.

En su opinión, esa "oportunidad" no fue aprovechada.

fdr