SAO PAULO, 7 de abril.- El Gobierno brasileño prevé que el Mundial de Fútbol 2014 genere un movimiento de alrededor de 62.100 millones de reales (unos 27.700 millones de dólares), tres veces más de lo inyectado a la economía del país durante la Copa Confederaciones del 2013.

Así se desprende de un informe publicado hoy por el Ministerio de Turismo sobre el impacto económico de la Copa de las Confederaciones y realizado por la Fundación Instituto de Investigación Económica (FIPE, por su sigla en portugués).

Según el informe, el torneo celebrado en junio de 2013 creó un movimiento de 20.700 millones de reales (unos 9.200 millones de dólares), de los cuales 11.000 millones de reales (unos 4.901 millones de dólares) provinieron de los gastos de turistas, del Comité Organizador Local y las inversiones privadas y públicas.

Los 9.700 millones de reales restantes (unos 4.322 millones de dólares) corresponden al aporte por concepto de bienes y servicios del torneo al Producto Interior Bruto (PIB).

El Ministerio de Turismo informó también que durante la Copa Confederaciones celebrada el pasado junio generó 303.000 empleos en todo el país.

Coincidiendo con dicho informe, la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC) publicó un estudio en el que prevé que el Mundial creará alrededor de 47.900 puestos de trabajo en el sector turístico.

La estimativa fue realizada por la patronal con base en un informe de la estatal Embratur que indica que alrededor de 3,6 millones de turistas circularán por Brasil durante la competición.

Para atender ese aumento expresivo en el flujo turístico en los estados que serán sede del Mundial, actividades como servicios de hospedaje, de alimentación, de transporte, agencias de viajes, servicios culturales y recreativos deberán ampliar en 47.900 la oferta de plazas", citó el comunicado de la CNC.

De acuerdo con la patronal, ese número equivale al 35,2 por ciento del total de las plazas que esperan ser creadas en 2014.

Por estados, Sao Paulo y Río de Janeiro, que albergarán los partidos de apertura y cierre del Mundial, respectivamente, concentrarán más de la mitad de las oportunidades de empleo derivadas de la realización del torneo, concretamente el 52 por ciento.

Minas Gerais creará alrededor del 13,6 por ciento de plazas, mientras que Bahía y Pernambuco el 6,4 por ciento y 6,0, respectivamente. El resto se reparte entre los estados que recibirán partidos durante el Mundial.

Los datos ofrecidos por la CNC tan sólo tienen en cuenta los empleos formales, contabilizados en el Registro General de Empleos y Desempleos (Caged). 

cmb