LOS ÁNGELES, 7 de abril.- Blake Griffin y Chris Paul anotaron 23 puntos cada uno y los Clippers le propinaron otra paliza a los Lakers en la temporada luego de vencerlos ayer 120-97, con lo que triunfaron en tres de cuatro duelos de campaña frente a sus rivales de la ciudad.

La paliza de 23 puntos de diferencia no alcanzó las diferencias de las dos anteriores, en las que los Clippers ganaron por 48 y 36 puntos el 6 de marzo y el 10 de enero, respectivamente, pero ayer fácilmente dominaron el duelo ante una de las peores representaciones que han tenido los Lakers en su historia.

El guardia J.J. Redick agregó 15 puntos, mientras que el centro DeAndre Jordan sumó 11 unidades y recuperó 12 rebotes por los Clippers, que ya han revalidado el título de la División del Pacífico y coloraron su marca en 32-6 como locales.

Los Lakers, que entre muchos conflictos esta campaña se encuentra el lidiar con constantes lesiones de sus jugadores, tuvieron que jugar con un róster de ocho elementos luego de que el guardia Kent Bazemore dejó el partido por una dolencia en el segundo periodo. El delantero Jordan Hill lideró a los alicaídos Lakers con 22 puntos, mientras que Nick Young agregó 18 saliendo como el primer cambio.

La única victoria que los Lakers registraron esta campaña ante los Clippers se presentó en la jornada inaugural de campaña con un triunfo de 116-103, cuando el equipo aguardaba el regreso de su guardia Kobe Bryant y tenía esperanzas de ser protagonista en la temporada. Para los Lakers ésta fue su séptima derrota en fila y la cuarta como visitante. Su debacle los ha llevado a perder 10 de sus más recientes 13 encuentros.