Viva Brasil: Alemania 1974, el muro y el balón

En el momento más delicado del conflicto entre la Alemania Federal y la Alemania Oriental se realizó el Mundial de 1974

COMPARTIR 
07/04/2014 00:21 Omar Flores Aldana

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- Hace unos meses  los habitantes de Alemania hicieron una manifestación para evitar que se tirara el tramo que aún queda del Muro de Berlín que dividió al país y sobrevivió, durante 18 años, a cualquier acto que lo amenazara con derrumbarlo, incluido el Mundial de 1974.

La Alemania de la década de los setenta, acusada de ser un país gris, triste, desconfiado, huraño, e incluso calificada de racista, fue elegido por la FIFA como sede para la décima Copa del Mundo.

Era poco creíble que una nación dividida por un muro de 115 kilómetros de largo fuera capaz de organizar un Mundial, pero la República Federal de Alemania aceptó la responsabilidad.

El Muro de Berlín, construido en 1961, era el símbolo de la Guerra Fría y la frontera entre dos ideologías que aspiraban a polarizar el mundo. En el lado occidental se criticaba el modo de vida socialista al tiempo que en la otra orilla del muro se prohibía el chicle, los pantalones de mezclilla o los grupos de rock. El futbol, en el momento más delicado del conflicto alemán, era de las pocas pasiones que compartían los dos bandos.

Pero el Mundial de 1974 no logró unir al país teutón. El éxito fue conseguir que ambas alemanias participaran en la justa y evitar cualquier atentado, en esa época comunes, durante el campeonato.

Dieciséis selecciones se citaron en la República Federal de Alemania. La Copa Jules Rimet se quedó en las vitrinas de la selección de Brasil tras ganarla tres veces, y aparecía por primera vez el trofeo Copa Mundial de la FIFA.

Pelé se negó a ir a su cuarto Mundial como forma de protesta en contra de la dictadura de Brasil y la Unión Soviética quedaría fuera de la Copa del Mundo al rehusarse a jugar un partido de clasificación contra Chile, argumentando estar en descontento con la dictadura de Augusto Pinochet.

La atención se centró en Holanda, el equipo que dirigía Rinus Michels, que en la Eurocopa de 1972 sorprendió con su propuesta de juego.

“Holanda no tiene un sistema de juego. Tiene varios y los aplica según las necesidades del partido. Nos importa saber cómo juega el adversario, sus puntos fuertes y sus flancos débiles. Pero sobre todo nos interesa saber qué somos capaces de hacer”, explicó Johan Cruyff a su llegada a la República Federal de Alemania.

La Alemania Federal debutó contra Chile y en el tercer partido de la frase de grupos enfrentó a la República Democrática de Alemania.

Antes del juego, el presidente del comité organizador, Hermann Neuberger, recibió una carta del grupo subversivo
Facción del Ejército Rojo en la que amenazaban con explotar el Estadio Volkspark, donde jugarían la Alemania Federal contra la Oriental, si no liberaban a los integrantes encarcelados de aquella organización. El partido se disputó con un helicóptero sobrevolando el estadio y con francotiradores desde todas las terrazas de los edificios cercanos al recinto. El resultado: 1-0 para la Alemania Oriental.

En la fase de grupos destacó el goleador de Polonia, Grzegorz Lato, Brasil demostró que le era difícil superar la melancolía de no contar con Pelé, el Káiser Beckenbauer se convirtió en el líder de Alemania y el llamado futbol total de Holanda permitía considerarla el mejor equipo de la justa.

Clasificaron a la segunda fase ocho equipos. Alemania Federal , Alemania Oriental, Holanda, Brasil, Argentina, Polonia, Suecia y Yugoslavia. Por decisión de la FIFA, los ocho equipos se dividieron en dos grupos y el mejor de cada sector sería el equipo que disputaría la final.

Holanda, en su grupo, inició con un goleada sobre Argentina por 4-0.

“En 15 años de futbol jamás sentí tanta impotencia en un campo”, dijo Enrique Wolff, zaguero de Argentina. Siguió con una victoria a costa de la Alemania Oriental y cerró la etapa al eliminar al campeón del Mundo de México 70, Brasil.

A su vez, la Alemania Federal demostraba un futbol menos vistoso, pero igual de efectivo. Venció por 2-0 a Yugoslavia, superó por 4-2 a Suecia y frenó al goleador Grzegorz Lato al derrotar a Polonia por 1-0.

Holanda y la Alemania Federal se citaron en la final. En la primera jugada del partido, el equipo de Michels consiguió sumar dieciséis pases seguidos sin que el rival tocara el esférico, hasta que Johan Cruyff fue derrumbado en el área. Neeskens cambió el penal por gol. Pero Alemania Federal se repuso. Britnier empató con otro penal y Gerd Müeller anotó el tanto que evitó el triunfo del futbol total en una Copa del Mundo.

La fiebre de la construcción de los estadios

El mecenazgo penetró en el futbol a través del ofrecimiento de terrenos que hicieron los notables. Este fue el caso de la industria textil del norte de Francia y en Alemania en donde una empresa de la
Gelsenkirchen cedió por un periodo de 99 años uno de sus terrenos al club del Schalke 04. En 1928, el club construiría un estadio para 40 mil espectadores.

El futbol acapara un enorme patrimonio de bienes raíces. En 1951, Suiza cuenta con más de 400 estadios sobre un territorio pobre en espacios llanos y cultivables. Los municipios toman el relevo. La fiebre constructora de estadios provistos de enormes tribunas llega hasta Latinoamérica. La final de la Copa del Mundo en Uruguay tiene lugar en un recinto nuevo de cien mil plazas, mientras que el estadio de Colombes, cerca de París, edificado en 1924, sólo disponía en principio de 45 mil. Brasil irá más lejos con su estadio Maracaná, en Río, de 200 mil localidades, que supera a los colosos de Glasgow y Londres. Tras el gigantismo del pasado, ahora se pone el acento en el confort y sobre todo en las tribunas cubiertas que ponen fin a la incomodidad que soportaban los espectadores de antes. En Europa occidental, los nuevos estadios poseen localidades de asiento, siguiendo la reglamentación que se propone luchar contra la violencia.

En España se inaugura el 14 de marzo de 1909 el campo de la Industria, propiedad del FC Barcelona, con una capacidad para mil 500 espectadores. Cuenta con una tribuna de madera de dos pisos. Fue la primera que se construyó en Catalunya.

El Barça, en 1922, construye Les Corts y en 1957 el Camp Nou, su actual estadio, que puede albergar 115 mil espectadores. También, en la década de 1920, equipos como el Real Madrid y Atlético se mudaron al hacerse pequeños sus escenarios.

Vehículo de la ideología

El mundo del futbol está saturado de ideología. El secretario general de la FGSPF, Charles Simon, sitúa su acción en el marco de la lucha contra las asociaciones de antiguos alumnos de escuelas laicas. En el Midi, antes de 1914, el futbol se considera como una práctica católica. De ahí que las escuelas estatales de maestros opten por el rugby, lo cual ha dado a este deporte una connotación laica.

En 1921, Coubertin sugiere que sería necesario fundar un club de futbol en cada pueblo para asegurar la paz social. Sin embargo, los fundadores del deporte obrero no quieren que los obreros vistan la misma camiseta que sus adversarios de clase, porque la igualdad no sería más que una ilusión. Por el contrario, se trata de cultivar la solidaridad obrera y también de rechazar las reglas de la competencia encarnizada que recuerdan los ritmos impuestos en el interior de la fábrica.

La escisión del mundo obrero en 1919-1920 provoca el nacimiento de una segunda federación internacional en Moscú. El deporte obrero francés y alemán sigue afiliado a la federación socialista de Lucerna.

Pero las tensiones son fuertes, y con ocasión de una gira del equipo soviético por Alemania, la propaganda se desencadena y causa la ruptura en 1928.

El falso amateurismo

La burguesía continental y latinoamericana se muestra hostil a la democratización del futbol. Impregnada de la ética amateur, no quiere seguir el ejemplo británico. De este modo, en Rusia los clubes quedan vetados, hasta la guerra, a los trabajadores manuales.

Este modelo se aplica con el mismo rigor en Brasil, en donde el acceso a los clubes es imposible para los miserables, los mestizos y los negros.

 

- Fragmentos tomados de Historia del futbol, del juego al deporte.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red