'Checo' Pérez logra tercer lugar en el GP de Bahréin

El piloto tapatío de la escudería Force India sube al podio por cuarta ocasión en su carrera al acabar detrás de Nico Rosberg y Lewis Hamilton

COMPARTIR 
07/04/2014 00:14 Luis Ramírez / Fotos: Reuters y AP

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.-Lo hizo de nuevo. Sergio Pérez volvió a brillar en el podio, como aquella vez en el circuito de Monza, Italia, cuando con una estrategia diseñada para hacer una parada menos que sus rivales consiguió terminar en el segundo puesto, demostrando su destreza al rebasar a pilotos como Fernando Alonso, Felipe Massa y Kimi Räikkönen.

Sin embargo, la de ayer no fue una actuación en la que el piloto mexicano se haya empleado en cuidar sus recursos para remontar desde atrás, sino una prueba mental y un duelo de talentos para enfrentar a dos competidores de habilidad probada: Felipe Massa y Nico Hülkenberg, y, además, una batalla interna para demostrar que su carrera no está acabada.

Por delante de los bólidos de McLaren, el equipo que prescindió de sus servicios a finales de la temporada pasada, sustituyéndolo por el novato Kevin Magnussen, Sergio Pérez se batió en duelo con los pilotos de Williams y con su propio coequipero.

Pero el estar por delante del que fuera su equipo no le da una satisfacción especial al piloto mexicano, toda vez que el tapatío siente haber dado vuelta a la página, para enfocarse en el presente.

“No lo veo de esa forma. Lo veo como un gran resultado para mi gente, que tanto me ha apoyado en este tiempo. Gracias a ellos no tiré la toalla. Debo decir que los pasados meses han sido muy duros”, compartió Checo en entrevista para Excélsior.

Para el tapatío, este resultado representa su regreso a las ligas mayores y un respiro en sus cuatro campañas de carrera, pues con 24 años sabe que su vida deportiva apenas comienza y que existirá una nueva oportunidad para que un equipo puntero voltee la mirada hacia él, como antes lo hiciera McLaren.

“La clave para conseguirlo es hacer lo que logré en 2012. Si logré llegar antes a una escuadra grande, no veo por qué ahora no pueda hacerlo de nuevo”, expresó el mexicano.

Y vaya que lo demostró con una gran que carrera que arrancó con una batalla con Felipe Massa por el tercer sitio, la cual duró varios giros hasta que el de Williams salió a pits.

Más tarde, volvieron a encontrarse y al brasileño no le quedó más que rendirse ante los embates de Checo, quien lo superó con una maestría aprendida tras cuatro años de experiencia en la máxima categoría del automovilismo.

Su más cercano rival, Nico Hülkenberg, buscaba conseguir el primer podio de su carrera; sin embargo después de ganarle en la zona de curvas, el tapatío consiguió devolverle el favor para dejarlo peleando con los de Red Bull.

Sus limpios rebases y la gestión de su  vehículo, le valieron varios reconocimientos, entre los que destaca el que hizo  Emerson Fittipaldi en su cuenta de Twitter: “Manejaste la mejor carrera de tu vida. Que esa agresividad y madurez continúen así el resto de la temporada”, escribió el bicampeón del mundo.

“Éste es el primer fin de semana en que prácticamente no tenemos ningún problema en mi coche y ahí está el resultado que podemos obtener. Sin duda Nico será un rival duro, pero hoy (ayer) le ganamos de todas las formas”, indicó.

Su equipo, Force India, es ahora el segundo en el campeonato de constructores, por debajo de los tremendos Mercedes y con un punto por delante de McLaren, lo que demuestra que Vijay Mallya, jefe del equipo indio, apostó correctamente a la dupla ganadora, toda vez que ayer la escudería consiguió el mejor resultado de su historia: tercer y quinto puesto, logrando así la nada despreciable suma de 44 puntos en total.

El tapatío aún tiene mucho camino por recorrer y, como él mismo lo indica, sólo el tiempo dirá si merece una segunda oportunidad en la élite.

Comentarios

Lo que pasa en la red