Ciudad de México, 6 de abril.- El piloto mexicano Esteban Gutiérrez, del equipo Sauber, se encuentra estable tras el aparatoso percance que sufrió durante el Gran Premio de Bahréin, al recibir un choque por parte del venezolano Pastor Maldonado.

Al mexicano se le hicieron los primeros exámenes médicos en el circuito de Sakhir para conocer la gravedad de los golpes sufridos y por fortuna no se detectó alguna situación de peligro.

El mismo equipo de “Guti” señaló que el conductor  azteca será trasladado a un hospital privado para un chequeo más profundo y detallado.

En el trascurso de la vuelta 41, Maldonado, del equipo Lotus, impactó su monoplaza en la parte de en medio del auto del regiomontano, que se levantó por el aire, giró y cayó fuera de la pista.

Gutiérrez salió de su Sauber por su propio pie ante la tardía atención.

El “safety car” tuvo que aparecer para prevenir la situación al resto de los pilotos, mientras que el vehículo del piloto mexicano fue retirado del circuito de Sakhir.

Debido a esta situación, Pastor Maldonado será castigado con cinco puestos para la parrilla de salida del Gran Premio de China, que se realizará el próximo 20 de abril.

 

fdr